Encuentran a 5 niñas llorando que huyeron de su país completamente solas

La realidad de miles de niños es muy dura, lejos de creer amados y protegidos en la comodidad de un hogar sufren las consecuencias de la negligencia. Se supone que todos los padres deben asumir el compromiso de velar por los derechos de sus hijos ofreciéndoles una vida digna, velando por su salud y bienestar, pero esta premisa no siempre se cumple.

El pasado domingo, una pareja, propietarios de un rancho en Valle del Río Grande de Texas, Estados Unidos halló a cinco niñas detrás de una montaña de tierra, habían pasado la noche ahí intentando protegerse.

Jimmy Hobbs, propietario del recinto, relató a los medios de comunicación cómo encontró a las menores y se sintió muy conmovido, igual que su esposa.

De inmediato, ordenaron a sus empleados que los ayudaran a atenderlas dándole abrigo, agua y alimentos.

Las pobres niñas estaban atemorizadas, completamente solas ante la incertidumbre de no saber qué sucedería, lloraban sin consuelo cuando las encontraron.

Los agentes recibieron una alerta de los vecinos de la zona sobre la presencia de las cinco niñas que estaban solas cerca del Río Grande. Comprobaron que la bebé de 11 meses tenía el teléfono de un familiar que reside en Estados Unidos escrito en su pañal.

Se presume que las menores fueron abandonadas por los “coyotes”, como se conoce a los que ofrecen el servicio de trasladar a personas desde México a Estados Unidos de manera ilegal.

Las niñas de 7, 3 y 2 años son de Honduras, y las de 5 y su hermanita de 11 meses de Guatemala, la cancillería de ese país confirmó su parentesco.

Los agentes de la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP) acudieron al lugar para atender a las advertencias de los vecinos que vieron a las cinco niñas en la zona de Normandaya, cerca del Río Grande.

Jimmy Hobbs, dueño del rancho donde estaban las menores llorando dijo:

“Estaba en la granja cerca del río cuando vi a las cinco niñas solas llorando. Pedí a mis trabajadores que les dieran agua y alimentos mientras llegaban los agentes de la policía”.

Confesó que le impactó mucho el hallazgo, se conmovieron al conocer la dramática situación de niñas tan pequeñas abandonadas por sus padres.

Las menores tenían apuntados los números telefónicos de sus familiares, incluso la de 11 meses lo tenía escrito con un rotulador (marcador) en su pañal.

Austin Skero II, jefe de la independencia del sector del Río, dijo: “Es desgarrador encontrar niños tan pequeños que se las arreglan solos en medio de la nada. Desafortunadamente, esto sucede ahora con demasiada frecuencia”.

Desde que el presidente Joe Biden comenzó su gestión, se ha registrado un aumento considerable de niños que llegan sin compañía de un adulto a Estados Unidos ingresando de forma ilegal por la frontera sur.

Las cámaras de la policía fronteriza han captado al menos en tres oportunidades cómo los “coyotes”, quienes trasladan ilegalmente a las personas, lanzan desde encima del muro a los niños o los dejan en zonas desoladas poniendo su vida en peligro.

Uno de los agentes dijo que, sino fuera por la comunidad y la actuación de la policía, las cinco niñas encontradas podrían haber sufrido los estragos de las altas temperaturas sin recibir ayuda.

Afortunadamente, las menores no tienen lesiones ni complicaciones graves de salud, fueron trasladadas a la estación de Uvalde para su procesamiento, están bajo custodia del Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS).

El gobierno de Guatemala anunció el pasado lunes que ofrece asistencia a las dos niñas de Guatemala y las tres de Honduras.

A través de un comunicado informaron los nombres de las hermanas del país sudamericano: Valeria Yamileth, de 11 meses, y Ashlei Sánchez Soto, de 5 años. La hermana mayor fue trasladada a un hospital para recibir atención médica porque tenía fiebre.

Vicky Castillo, vocera de la cancillería de Guatemala, dijo: “los consulados de Guatemala en Del Río y McAllen, Texas, coordinan en conjunto acciones para prestar todo el apoyo y protección consular necesaria a las menores, haciendo la respectiva documentación y ofreciendo acompañamiento a su caso”.

Según los datos del gobierno, hasta el pasado viernes el Departamento de Salud y Servicios Humanos (HHS) tenía bajo su custodia a 21.563 niños indocumentados que ingresaron sin acompañamiento por la frontera.

El gobierno de Biden, por primera vez, permitió el acceso de la prensa en el principal centro donde acogen a los menores en la frontera.

Las imágenes que han salido a la luz son desoladoras, centenares de niños permanecen en condiciones deplorables.

La noticia del hallazgo de las cinco niñas conmocionó a miles de personas, se espera conocer los avances del caso en los próximos días. Compártela.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!