Encuentra el tratamiento para aliviar el dolor que le causan sus pies con «garras»

Glen Stephens, de 56 años, de Easley, Carolina del Sur, nació con una extraña condición congénita conocida como ectrodactilia cuya característica que se caracteriza por la ausencia total o parcial de uno o más dedos de las manos o de los pies.

Gen decidió consultar virtualmente al reconocido podólogo Brad Schaeffer en el estreno de “My Feet Are Killing Me: First Steps” para exponer su caso.

La malformación del pie partido ha hecho que le resulte difícil caminar, y su esposa Sharon a veces tiene que ayudarlo a salir de su camioneta porque siente mucho dolor.

El doctor Brad reveló que nunca había tratado a nadie con ectrodactilia, pero les dio una esperanza cuando dijo que existen cirugías que pueden fusionar la separación o la «garra».

Esta condición es un trastorno doloroso del desarrollo óseo y hace que los pies de Glen parezcan a las “pinzas de langosta”.

La serie fue filmada en medio de la pandemia de coronavirus, y el doctor Brad a través de la pantalla trató a Glen, quien con ayuda de su esposa levanta sus pies con “garras” frente a la cámara.

«Wow», dice el podólogo de Nueva Jersey cuando ve el pie de Glen en la pantalla.

Le pide a Sharon que mueva los pies de su esposo para detectar dolor, y Glen aprovecha para decirle que su tobillo frecuentemente le molesta.

“Sabes, a veces en esa área puede desarrollarse el síndrome del túnel tarsiano, que es la presión en un nervio. Es lo mismo que tenemos en la muñeca, como el túnel carpiano. Entonces, eso podría ser eso”, responde el doctor.

Sharon agrega que la mayoría de los problemas son generados por el pie izquierdo.

El doctor coincide con ellos y les confirma que el pie izquierdo está más afectado que el derecho.

«Gran parte de su dolor está en este tobillo, y cuando tiene una crisis de dolor tiende a estar muy enrojecido e inflamado», agrega Sharon.

Glen espera someterse a una cirugía para reparar sus pies en forma de garra y poner así fin a su padecimiento tan doloroso.

«Hay cirugías que pueden fusionar la hendidura o la ‘garra’. Estas cirugías generalmente se realizan a una edad temprana. Cuando uno nace con una ectrodactilia, la persona es completamente funcional y si no tiene dolor, la mayoría no se someten a la cirugía”, dijo el doctor.

Son muchas cosas que han cambiado con la pandemia y las consultas por vídeo llamadas es una de ellas.

«Personalmente, me encanta la interacción cara a cara con mis pacientes, pero siento que la telemedicina o las consultas remotas por ordenador son muy beneficiosas en un momento como este», dijo el reconocido podólogo.

Afortunadamente Glen pudo conseguir el tratamiento para su extraño padecimiento durante esta crisis sanitaria, y nosotros nos unimos a su esperanza compartiendo su historia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!