En la sala se quedan desconcertados cuando el juez le quita a su bebé en plena juramentación

Muchos se preguntan cómo hacen tantas madres para alcanzar metas académicas teniendo niños pequeños que cuidar, no es una tarea nada fácil pero cientos lo logran, lo que las hace aun más admirables. 

Es un gran logro para una joven madre poder cumplir con su sueño profesional sin abandonar ese otro rol que les ha tocado.Y quienes lo entienden buscan la manera de apoyar en todo lo que puedan, porque saben que no es fácil. 

En Tennessee, Estados Unidos, un juez ha demostrado un gran apoyo a una joven madre a punto de graduarse, y los internautas de todas partes se sienten profundamente conmovidos con su gesto. 

Richard Dinkins, juez de la corte de apelaciones, se encontraba a punto de juramentar a Juliana Lamar en su graduación como abogada cuando decidió que su pequeño hijo  Beckham formara parte del momento especial de su madre.

En el momento del juramento el juez pidió que Beckham los acompañara y Dinkins lo sostuvo en brazos y lo mecía en medio del acto. 

Este gesto fue motivo de alegría para esta orgullosa mujer, que relata lo difícil que fue terminar sus estudios después de enterarse de que estaba embarazada. 

El juez Dinkins conocía previamente a Lamar pues ella había trabajado como secretaria en su juzgado, y sabía lo difícil que había sido para ella culminar sus estudios, pues la Universidad de Belmont es demasiado estricta, e incluso pocos días después de su cesárea Juliana debió regresar a clases para no perder sus exámenes. 

Requirió de ella un enorme esfuerzo para maniobrar las clases y su bebé recién nacido, y el juez Dinkins sabía esto, por eso decidió que su graduación debía contemplar la presencia de ese pequeño que formó parte de la gran aventura, por eso lo sostuvo en brazos. 

“Estoy muy contenta de que lo haya hecho, pues hacer que mi hijo participe en uno de los mejores momentos de mi vida ha sido realmente una bendición”, comentó Juliana.

Lamar espera que lo que ella tuvo que vivir, las dificultades que atravesó para graduarse, sirvan a la universidad a repensar sus políticas para con las madres, pues aunque ella lo logró no fue nada fácil y muchas no tienen el apoyo que ella tuvo de su familia y esposo. 

En su momento especial Juliana agradeció a su esposo que, aunque se había enlistado en el ejército de los Estados Unidos, permaneció en una base cercana para ayudarle con el cuidado del pequeño y juntos lograron mantener sus trabajos y demás responsabilidades.

Comparte este conmovedor gesto del juez para que no olviden que hay tantas madres en el mundo alcanzando grandes metas y superando todas las dificultades. 

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!