En el hospital descubren que una mujer cambió a su hijo de 1 año por un auto

En caso de necesitarlo, la adopción es una muy buena medida para convertirse en padres, sobre todo para aquellas parejas que desean formar una familia pero no pueden concebir de manera natural.

Sin embargo, si el proceso de adopción no está hecho a través de las leyes establecidas para ello, puede tratarse de un asunto turbio. Como este caso en Thomasville un pueblito ubicado en Carolina del Norte.

Tina Marie Chavis, una mujer estadounidense de 47 años, acudió al hospital local con “su pequeño” que presentaba moretones. Parecía una reacción alérgica y por ello procedió a llevarlo con un especialista.

Los médicos y enfermeras que la atendieron, apegándose a los protocolos del hospital, le solicitaron información sobre la relación que tenía con el niño, ya que no poseía ningún documento legal que la acreditara como su madre.

Es bien sabido que a falta de algo que certifique el parentesco, las autoridades del hospital deben indagar sobre el caso.

Un auto viejo valía el pequeño para su madre

La mujer se comportó de una manera muy extraña cuando esto ocurrió. Es por ello que el personal del hospital decidió alertar a las autoridades. Se supo de algo terrible: el niño, cuando tenía apenas un año de edad, fue cambiado por un automóvil.

Su madre legítima responde al nombre de Alice Leann Todd, de 45 años. Fue a través de su pareja, Vicenio Mendoza Romero de 53 años, que realizó el triste intercambio.

Las tres personas fueron procesadas por la ley y enfrentarán un juicio a mediados de mes. No es para menos después de semejante acto cometido.

Las autoridades estadounidenses son muy severas cuando se trata de un proceso de adopción. Y son igual de implacables cuando en un crimen está involucrado un niño. Afortunadamente, pudieron darse cuenta de esta irregularidad para hacer justicia al respecto.

“Una mamá sin escrúpulos, algo que definitivamente se escapa de cualquier posibilidad de comprensión. Parece sacado de una película de horror”, dijo sorprendida una internauta.

Por otro lado, las redes sociales han desatado muchas discusiones sobre este hecho tan terrible. Sin lugar a dudas es algo que no se ve todos los días: una madre que es capaz de cambiar a su hijo por un objeto de valor. Algo detestable para cualquier ser humano con una mediana capacidad de raciocinio.

“Esperemos que las autoridades estadounidenses le den su merecido a este trío de psicópatas. Pobre pequeño, nació en un lugar terriblemente disfuncional”, comentó indignada otra internauta.

No es la primera vez que nos enteramos de una injusticia como esta. Ojalá que las autoridades pongan de su parte y hagan lo que es debido de acuerdo al caso. Cada vez necesitamos cuidar con mayor ahínco a nuestros pequeños.

Comparte esta triste historia entre tus familiares y amigos. Hay que alzar la voz para defender los derechos de los niños.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!