En Beijing prohibieron los autos por dos semanas y el resultado fue sorprendente

Hace dos años, el Gobierno de China se enfrentaba a un gran desafío. Querían celebrar el aniversario número 70 de la victoria en la Segunda Guerra Mundial y se encontraron con grandes problemas para realizar el desfile que estaban planeando.

El Día de la Victoria, el 3 de septiembre de 2015, iba a ser un día más que especial, con un masivo desfile por las calles de Beijing.

La celebración incluía 12.000 soldados de 50 formaciones militares y cientos de jets. Los veteranos y soldados de 20 a 102 años participaban y tenían la intención de que fuera intensa. Pero el cielo amenazaba con arruinar el día de fiesta.

Así se ve Beijing en un día normal.

Este tipo de celebraciones lleva meses, e incluso años, de organización y en el caso del Día de la Victoria, fue planeado con años de anticipación.

Las autoridades entonces decidieron planear todo, hasta el color del cielo que iban a disfrutar. Por eso, cerraron cientos de fábricas y restringieron a la mitad de los más de 5 millones de autos registrados en la ciudad y que circulan día a día por sus calles.

Así, el día del desfile, la calidad del aire de Beijing había mejorado notablemente.

Esta es una comparación del antes y el después:

En un día común el nivel de contaminación en el aire en Beijing es de 160 de 500, lo que significa que puede generar efectos adversos para sus habitantes, pero el día del desfile bajó a 17.

El día después del Día de la Victoria, los autos volvieron a tener permitido la circulación, lo que hizo que la polución volviera al mismo nivel de 160.

VER TAMBIÉN:  La impecable actuación de una niña de 13 años deja perplejo al jurado de America’s Got Talent

Esta es una foto del día después del desfile:

El cielo volvió a verse gris, contaminado. Pero este ejemplo significa que es posible hacer un cambio en la calidad de vida en todas las ciudades.

La contaminación del aire es muy mala, las emisiones de carbón también son perjudiciales, los autos provocan mucho daño. Ya lo sabemos. Pero lo que no hemos tenido en cuenta es el gran poder que tenemos de cambiar esto.

Lo que pasó en Beijing nos muestra que, sin importar qué mala sea la situación, podemos revertirla con medidas muy simples.

El cielo de Beijing estaba casi por completo libre de smog.

¡El desfile fue un éxito y el día fue maravilloso!

Gracias a las medidas tomadas, el espectáculo fue perfecto.

Por primera vez en años el cielo estuvo limpio.

CNN

Y esto tienes que tenerlo en mente cada vez que subas a tu auto. Todos debemos tenerlo en mente. Podemos hacer que nuestras ciudades sean más saludables usando otros medios de transporte que no sean el auto como los medios de transporte público, bicicleta e incluso caminar.

Si empiezas a realizar estos pequeños cambios, y contagiamos a nuestros vecinos, podemos preservar la calidad del aire que respiramos.

¡Comparte esta interesante y útil información para que, entre todos, mejoremos la calidad de vida en nuestro planeta!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!