Un empleado de limpieza se queda perplejo al ver la “extraña bola” que apareció en la cocina

Tener una mascota implica una responsabilidad que pareciera que a muchos no les importa y no lo asumen con la seriedad que corresponde. Para algunas personas el animal sólo le parece tierno mientras está pequeño, pero una vez que llega a su edad adulta muchos dueños llegan a maltratarlos.

Es detestable que algunas personas sean indiferentes ante el sufrimiento de algunos animales hasta convertirlos en víctimas de crueldad extrema.

Esta es la historia de un pequeño puerco espín que fue hallado por un trabajador encargado de la limpieza de la Universidad de Sheffield en Inglaterra.

Cuando este empleado entró en la cocina se llevó la sorpresa de su vida al ver algo extraño que supuso podría ser un animal, pero a simple vista no lo pudo identificar.

Tras acercarse y observar detenidamente se percató que se trataba de un puerco espín que tenía todas las espinas cortadas. En promedio esta especie tiene en su cuerpo más de 5.000 espinas que le sirven de protección.

Fue imposible que este hombre no se conmoviera ante la crueldad a la que fue sometido el pobre animalito. Sin dudar, pero con mucho cuidado lo tomó con sus manos y lo bautizó con el nombre de Frankie.

Inmediatamente lo trasladó al servicio de rescate especializado en esta especie para que recibiera la atención médica. Frankie recibió un tratamiento con analgésicos para calmar el dolor que podría estar sintiendo.

Alan, el hombre que se encargó de la recuperación de este puerco espín, manifestó su molestia por la maldad que le hicieron a este pequeño animalito. Calificó este acto cómo salvaje y cruel.

VER TAMBIÉN:  Un hombre ciego rompe a llorar después de que nadie le cediera el asiento junto a su perro guía

Se espera que el responsable sea identificado y puesto a disposición de la ley para que pague por la maldad a la que sometió a Frankie.

El animal se encontraba en tan mal estado que todo indicaba que presuntamente fue utilizado como un balón de fútbol.

Actualmente el puerco espín se encuentra cumpliendo su tratamiento y está bajo observación mientras se recupera. Está recibiendo mucho amor y todos los cuidados necesarios.

Facebook

El equipo de rescate confesó que ha visto animales maltratados pero que este caso es el peor de todos.

Lamentablemente es muy probable que las espinas de este animal no vuelvan a crecer. Solo queda esperar que Frankie se recupere y el tiempo dirá que pasará con las espinas.

Los animales son seres inocentes que deben ser respetados y cuidados, los seres humanos no tenemos ningún derecho de abusar de ellos y mucho menos de ir en contra de su naturaleza. Comparte esta historia… ¡Ya basta del maltrato animal!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!