El padre de una niña de 5 años fallecida por un diagnóstico errado recuerda sus últimas palabras

Una niña de 5 años perdió su vida tras ser erróneamente diagnosticada con un parásito intestinal, cuando realmente padecía de una fatal apendicitis.

Elspeth Moore de Southampton, Inglaterra, falleció en julio del año pasado en su casa, a causa de una apendicitis no diagnosticada y una investigación reciente sobre el caso ha llevado a sus padres a hablar sobre lo sucedido.

Según recuerda Steven, padre de Elspeth, la pequeña se había quejado de sentir que su estómago ardía en llamas y decidieron llevarla al Southampton Children’s Hospital. En el centro de salud la diagnosticaron con gastroenteritis viral, una infección común, y fue enviada a casa.

“Entendimos que Elspeth tenía Gastroenteritis viral y que no había antibióticos, ya que era un virus y sería algo que tendríamos que ver”, comentó Steven.

Ahora, su desgarrado padre recuerda los últimos días de la pequeña, antes fallecer inesperadamente en su hogar. Steven denuncia que en el hospital dieron de alta a su hija sin recibir las indicaciones oportunas sobre cómo controlar sus síntomas.

“No nos dieron consejos específicos sobre cuándo regresar nuevamente al hospital o cosas a tener en cuenta para su cuidado,” comentó el padre.

El 2 de julio Elspeth fue enviada de la escuela a su casa por tener un cuadro diarreico. El médico de la familia vio a la niña deshidratada y la envió de inmediato al hospital para que fuera hidratada mediante un tratamiento intravenoso.

En el Southampton Children’s Hospital, los médicos descubrieron que tenía fiebre e intentaron bajarla, así como normalizar su frecuencia cardíaca que estaba un poco alta.

Según señala la investigación, tras ser diagnosticada con gastroenteritis, los padres habrían pedido regresar a casa pues se había pasado la hora de dormir de Elspeth. Sin embargo, la investigación reveló que los especialistas no hicieron una segunda revisión de la menor para descartar otra enfermedad.

The Mirror

De vuelta en casa, Elspeth parecía estar  mejor. Al día siguiente, la niña aceptó más comida de la porción recibida el día anterior. Durante el 3 y 4 de julio, Elspeth parecía ir mejorando pero para el 5 de julio estaba muchísimo peor, vomitaba y se quejaba de dolor.

Aunque el señor y la señora Moore decidieron llamar a una ambulancia, la pequeña fue declarada muerta justo después de su llegada a A&E en el Hospital General de Southampton, a las 12:05 am del 6 de julio. Según señaló la autopsia Elspeth sufría de apendicitis, la cual que se convirtió en peritonitis y en una sepsis que le cegó la vida.

La investigación ha intentado fijar el grado de responsabilidad de los médicos en el fallecimiento de la pequeña pero, además, ha revivido esos dolorosos días en la memoria de estos padres. El Sr. Moore recordó la fatídica noche en que vio morir a su hija y las últimas palabras de la pequeña.

The Mirror

Según relata, esa noche de julio hizo rondas por la habitación de Elspeth para verificar su estado y alrededor de las 11 de la noche la vio realmente mal, así que se quedó a su lado mientras su esposa llamaba a la ambulancia. “Te quiero papá”, fueron las últimas palabras de la pequeña.

“Le dije, ‘me voy a quedar aquí contigo’, y me acosté en el suelo junto a ella. ‘Te quiero’, le dije, y ella respondió: ‘te quiero papá’.

Getty Images

Pocos minutos después de esto, Elspeth hizo un ruido extraño, como si no pudiera respirar. Por tal motivo, Steven decidió sentarla pero la cabeza de la niña retrocedió y sus ojos se apagaron. Lamentablemente, la menor murió minutos antes de que la ambulancia llegara al lugar.

Daily Mail

A raíz de la investigación iniciada, el centro de salud ha decidido informar a los padres que deciden sacar a sus hijos del hospital sin ser dados de alta por escrito, y prestarles una línea directa de atención en caso de presentarse algún tipo de complicación. Evidentemente, estos padres reaccionaron impulsados por el diagnóstico recibido y no obtuvieron los suficientes consejos sobre cómo cuidar a la niña en casa.

Comparte este caso y ayuda a crear consciencia en otras familias sobre este tipo de decisiones. Siempre es importante que el diagnóstico sea corroborado por una segunda opinión, así que comparte e informa a tus amigos.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!