El viaje en el que volaba junto a su esposa y sus 2 hijos termina con una aterradora experiencia

Un viaje en familia supone un paseo de diversión para compartir, y se espera que resulte en una linda experiencia. Sin embargo, no siempre es así, algunos paseos se ven salpicados por situaciones inesperadas que causan mucha tensión, y acaban siendo una experiencia que jamás quieres vivir.

Esto fue lo que le paso al piloto canadiense que vive en Texas, Devon Miller, su esposa y sus dos hijos, quienes decidieron hacer un divertido viaje en familia que se convirtió en los momentos más tensos que han vivido, después de que el acelerador de su pequeño avión se rompió durante el vuelo.

El angustiante incidente quedó grabado en un vídeo que muestra la tensión que vivió la pareja tras volar con el motor de la aeronave en modo de aceleración máxima y estar obligados a realizar un aterrizaje de emergencia.

Las imágenes muestran a la esposa de Devon aguantando las lágrimas para evitar que sus hijos notaran que algo estaba muy mal.

Ella hacía todo lo posible por mantener el control.

Por su parte, Devon permaneció siempre en calma. Como el responsable del vuelo reportó la emergencia por radio de una manera increíblemente tranquila y firme durante el vuelo desde Falcon Field (FFC) Peachtree, Georgia.

Lo más importante para este padre y piloto de la aeronave era llevar a su familia a un lugar seguro.

Devon mantiene un contacto constante con el control de tráfico aéreo para brindarle al piloto los márgenes y opciones para hacer el improvisado aterrizaje apagado con el motor a toda velocidad.

Pareciera que todos descubrieron qué hacer mientras despejaban el camino para el aterrizaje de emergencia.

Mientras su esposa trata de solucionar el cable del acelerador Devon mantiene sus ojos en los controles y recibe instrucciones del control de tráfico aéreo.

Aunque el piloto solicitó vehículos de emergencia en tierra mientras se preparaba para un aterrizaje lo más seguro posible, apenas mostró signos de preocupación en su rostro.

Afortunadamente, Devon logró un excelente aterrizaje.

El vídeo muestra a Devon a cargo del vuelo deslizando el avión por la pista del aeropuerto MEI en Mississippi, en un momento de mucha tensión.

Las emociones cambian cuando llegan a la pista. La esposa de Devon que estaba completamente asustada echa su cabeza hacia atrás.

Finalmente pueden relajarse sabiendo que están a salvo.

El piloto y su esposa suspiran aliviados mientras aplauden y ríen con incredulidad de llegar a salvo a la pista que les había sido autorizada.

Una vez en tierra Devon deja de ser el piloto para convertirse en el padre que no termina de asimilar por todo lo que le acaba de pasar a la familia.

Más tarde un amigo llevó a la familia a casa en otro avión.

El piloto decidió publicar el vídeo para alentar a todos a practicar de manera segura con un instructor de vuelo certificado. Realmente es un consejo que bien merece ser compartido.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!