El único síntoma que tenía era tos pero le dijeron que le quedan pocos meses de vida

Para Vicki Marshall, de 33 años, su vida dio un giro sorprendente después de que su “simple tos” se convirtiera en la advertencia de un cáncer mortal.

La madre de dos niños que vive en  Tickton, cerca de Hull en Inglaterra, recibió la peor noticia de su vida durante el pasado mes de noviembre y su corazón no puede estar más triste.

Vicki ha empezado una nueva carrera contra el cáncer y se está sometiendo a una quimioterapia intensa con la esperanza de recuperar su salud. Todo esto después de que una tos intensa se convirtiera en el síntoma de un cáncer secundario en su hígado y columna vertebral.

En el 2017, Marshall venció el cáncer de mama y después de esto logró realizar su gran sueño de abrir una tienda de antigüedades, la cual administra desde entonces.

Vicki presentó problemas por una aparente tos y los medicamentos no parecían estarla ayudando a mejorar. Después de que su respiración se hiciera más difícil fue trasladada al  Hospital Castle Hill de emergencia.

En el lugar un escaneo reveló problemas en sus pulmones y una semana más tarde recibiría la noticia.

El 08 de noviembre fue diagnosticada con un cáncer secundario y los médicos le pronosticaron pocos meses de vida.

Desde entonces, Vicki recibe quimioterapias semanales como parte del tratamiento que debe cumplir hasta enero del próximo año, ella y su familia se han mudado a Skirlaugh para facilitar el proceso.

«No tengo dolor, nada, y estaba corriendo detrás de los niños y compartiendo con la familia. Pero una semana más tarde me dijeron que tenía cáncer. Podría tener años de vida si funciona el tratamiento, o meses si no funciona», dijo Vicki.

La Sra. Marshall es madre de dos varones, Alfie de 8 años y Ernie de sólo 5.

Los niños son el verdadero motor de lucha para esta mujer, quien se aferra a la idea de sanarse pronto y una vez más ganarle la batalla al monstruo del cáncer.

Un amigo de la familia inició una campaña de recaudación de fondos que en sólo un día alcanzó más de 6.500 dólares y con ello los Marshall hicieron un viaje de último minuto a Disneyland París.

La familia está decidida a crear memorias juntos para que los niños tengan siempre presente la imagen más hermosa de su madre.

Por complicaciones médicas el viaje fue más breve de lo que esperaban, sin embargo pudieron disfrutar de la estadía y agradecieron a todas las personas que decidieron apoyarlos.

Ahora, Vicki continúa con su terapia y está decidida a contar su historia y transmitir un claro mensaje.

«Por favor, sé insistente si crees que estás enfermo. Nunca esperé esto de ninguna manera, pero si sólo una persona lo toma como una razón para que asista a un chequeo tendré consuelo, por favor háganlo», dijo Marshall.

Que la historia de esta madre inspire a muchos a prestar mayor atención a su salud y acudan a un chequeo temprano. No demos por sentado ningún síntoma ¡Comparte esta nota y advierte a tus amigos!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!