El testimonio de la joven de 22 años que fue picada por una carabela portuguesa en Murcia

Naomi Mateos González es una joven de 22 años de Murcia que sufrió la picadura de un animal similar a una medusa, una carabela portuguesa. La joven fue ingresada al Servicio de Urgencias del Hospital Virgen de la Arrixaca en la capital del Segura.

Ella estaba disfrutando de un baño en la playa de Puntas de Calnegre cuando fue picada por el animal.

En el litoral de la Región de Murcia se produjeron este mes varios avistamientos de este tipo de carabela específicamente en Águilas, La Manga, Cabo de Palos y Mazarrón, pero no se registró ningún caso de picadura.

Naomi protagonizó el primer caso y quiso haber público su testimonio. “No le deseo a nadie este dolor”.

Llevo demasiada morfina en el cuerpo, no le deseo a nadie este sufrimiento”, relató.

Además, publicó imágenes en las que se aprecian las lesiones que dejó la picadura en su piel. Los tentáculos de la fragata portuguesa alcanzaron su cuerpo generando extensas y dolorosas marcas.

Consuelo, una empleada del centro hospitalario en el que ingresó Naomi escribió una publicación en la que asegura que le impresionó ver los estragos que causó el animal en la joven.

No me suelen impresionar los casos que veo cuando estoy en la puerta de urgencias, pero hoy por primera vez me ha pasado”, confesó la trabajadora.

“La pobre no podía abrir los ojos, estaba sin expresión, sus labios titiritaban de dolor. El resto del cuerpo no lo vi porque estaba cubierto por una sábana, pero sus brazos parecían tatuados desde los hombros hasta los dedos debido a las picaduras. Después de seis horas no logré borrar de mi mente esa cara de dolor”, dijo Consuelo.

En las fotos se aprecia cómo la carabela portuguesa lesionó a Naomi en la espalda, el hombro e incluso en el pecho.

“Muchas gracias a todos lo que me han escrito, estoy bien, viva la morfina que me ha quitado todo el dolor”, relató Naomi.

Por medio de un gotero le aplican tratamiento con morfina para calmar los dolores que padece desde el pasado martes. El día de playa que disfrutaba junto a una amiga se arruinó por la picadura.

Naomi estaba paseando en la orilla de la playa y se metió al agua, sintió los tentáculos de la carabela portuguesa antes de que se sumergiera por completo en el mar.

Después que saliera a la luz su caso, algunos usuarios en las redes cuestionaban la veracidad, ante esto ella ratificó que sí había sufrido la picadura.

“Han cerrado las playas. No han compartido nada, la gente dice que es un bulo (información falsa) y el Ayuntamiento se lava las manos. Doy gracias a Dios de que ha sido a mí y no a un niño o a una persona mayor”, dijo Naomi.

“Mucho cuidado con la carabela portuguesa en cualquiera de las playas”, agrega la joven.

Los tentáculos de la carabela portuguesa pueden llegar a medir 50 metros y están cagados de veneno que usa para paralizar a los peces y quitarles la vida. Pueden ser letales, aunque no entren en contacto con una persona.

Naomi no llegó a entrar en parada cardíaca por la inmediata reacción de su amiga que la ayudó a salir del mar y la trasladó a urgencias. Afortunadamente no pasó a mayores, todos deberían conocer el peligro de este animal, compártelo.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!