El síndrome del corazón roto: una pareja muere el mismo día tras 71 años de feliz matrimonio

Algunas historias nos invitan a creer que aún existe el verdadero amor. Si queda alguna duda, vale la pena conocer la vida de una pareja de Augusta, Georgia, que acaban de morir el mismo día después de haber compartido más de 71 años de feliz matrimonio.

Herbert DeLaigle, de 94 años, y Marilyn Frances DeLaigle, de 88, se conocieron hace 72 años en un café. Fue allí donde surgió el gran amor que los uniría para siempre, incluso más allá de esta vida.

Para el año 1947 Marilyn trabajaba en White Way Café, una pequeña cafetería en Waynesboro que propiedad de la familia de Herbert. El joven se enamoró de inmediato de la sonrisa y carisma de la dulce camarera.

“Seguí viéndola entrar y salir, entrando y saliendo, y tenía mis ojos puestos en ella. Y finalmente me puse nervioso pero le pregunté si alguna vez saldría conmigo”, relató Herbert en una entrevista, en el 2018.

La primera cita que tuvieron estos tórtolos fue en el cine local. A partir de allí comenzaron una relación y un año más tarde, Herbert pidió la mano de Marilyn para unirse en matrimonio.

Los DeLaigle atravesaron por diferentes etapas juntos, la pareja vivió en Alemania por 6 años a causa de la Segunda Guerra Mundial pues Herbert servía en el ejército.

Este hombre también cumplió servicio en Corea y Vietnam y se retiró del Ejército después de 22 años en sus funciones.

Durante todo ese tiempo Marilyn fue su incondicional compañera y fuente de fortaleza en sus tiempos más difíciles. Juntos tuvieron 6 hijos y ante de partir esta hermosa pareja había construido una gran familia.

Los DeLaigle tuvieron 16 nietos, 25 bisnietos y 3 bisnietos.

El año pasado para su aniversario número 70, los DeLaigle ofrecieron una entrevista en la que hablaron sobre cómo habían podido mantenerse igual de enamorados por tantos años. 

“El secreto para un matrimonio duradero es estar siempre el uno para el otro y demostrar su amor”, comentaron en ese momento.

El pasado viernes 12 de junio la pareja se despidió de este mundo con sólo 12 horas de diferencias entre una muerte y otra. Herbert falleció primero y horas más tarde el alma de Marilyn abandonaría su cuerpo para encontrarse en con la de su esposo.

Aunque pueda parecer un desenlace algo poético, lo cierto es que este tipo de fallecimiento como el de Frances resulta bastante común. Se conoce como el síndrome del corazón roto, y ocurre cuando el vital órgano deja de latir a causa de las hormonas liberadas por alguna noticia impactante, capaz de producir estrés. 

Estas hormonas son producidas de manera excesiva y atacan el torrente sanguíneo, afectando de este modo el corazón.

Pese a la explicación médica, lo cierto es que esta historia de amor tuvo un desenlace muy emotivo y aunque sus familiares se encuentren afectados por la noticia, seguramente son conscientes de que el amor de estos esposos había sido tan grande que ni la muerte pudo separarlos.

¿Conoces una historia parecida? Vale la pena resaltar el grandioso ejemplo de amor de esta pareja. Compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!