El príncipe Harry y Meghan Markle muestran su mansión de 13 millones de euros

Desde que el príncipe Harry y Meghan Markle abandonaron la realeza británica para establecerse fuera del Reino Unido junto a su bebé Archie los medios de comunicación centraron su atención en ellos.

La pareja adquirió una vivienda de 14,7 millones de dólares en Santa Bárbara conocida como “The Chateu”, obtuvieron una hipóteca de 9,5 millones de dólares para adquirir el inmueble.

La casa era del magnate ruso Sergey Grishin, quien hace pocos años pedía 34 millones por la vivienda ubicada en California que tiene biblioteca, sala de juegos y barra de striptease.

El empresario ruso Sergey Grishin, de 54 años, compró la mansión por más de 25 millones de dólares en el año 2009 e intentó venderla por 34 millones hasta que finalmente aceptó bajar el precio.

El magnate también es el ex propietario de otro inmueble en California conocida como la mansión Scarface, que apareció en la película Al Pacino en 1983 que fue vendida por 12 millones de dólares hace cinco años.

La vivienda tiene 1,359 metros cuadrados y está en un terreno de 2,18 hectáreas. Tiene nueve habitaciones y 16 baños y alrededor viven celebridades como Oprah Winfrey y Ellen DeGeneres.

La finca dispone de jardines muy amplios, jardines de rosas escalonados, altos cipreses italianos, lavanda en flor, olivos centenarios, entre otras plantas que aportan encanto a todas las áreas verdes. También tiene un lago de pesca artificial.

Además, la casa tiene cancha de tenis, casa de té, una cabaña para niños y una piscina.

En la entrada de la mansión hay setos cortados impecablemente y pilares de piedra que hacen que la estructura se vea muy elegante.

Es una vivienda de amplias dimensiones que ofrece todas las comodidades, tardaron cinco años en construirla, tiene una biblioteca, una oficina, un spa con sauna seca y húmeda, un gimnasio, sala de juegos, teatro, bodega y un garaje para cinco vehículos.

Asimismo, tiene una casa de huéspedes con dos dormitorios y dos baños, perfecta para que resida Doria, la madre de Meghan Markle, quien la asiste con el cuidado de Archie.

En la casa se puede regular la iluminación desde un control con un iPad, tiene los últimos sistemas de iluminación Lustron y Crestron.

Para trasladarse al centro de Los Ángeles desde la mansión se necesita hacer un recorrido de dos horas en automóvil. El vecindario ofrece privacidad a todos los residentes con largos caminos de entrada hacia las viviendas y grandes puertas.

Según un medio de comunicación británico, Harry y Meghan, hicieron un pago inicial de 5 millones de dólares y pagarán aproximadamente 40.000 dólares al mes durante 40 años por la casa.

Se estima que pagarán 68 mil dólares de impuestos anuales, además, el costo de la seguridad y servicios públicos de la vivienda también serán elevados.

La pareja adquirió la mansión, aunque le deben al contribuyente británico 3,1 millones de dólares por la renovación de Frogmore Cottage, su antigua residencia en el Castillo de Windsor.

Harry y Meghan acordaron pagar 24.000 dólares al mes por la reforma de su antigua vivienda.

Hace un tiempo se estimaba que los duques de Sussex tenían una fortuna de 43 millones de dólares.

Jason Streatfeild, principal corredor de bienes raíces de lujo, comentó que Meghan y Harry encajarán perfectamente en ese vecindario.

“Es el tipo de vecindario en el que posiblemente no sepas quién es tu vecino, pero en realidad no te importa. No es inusual encontrarse con Oprah Winfrey en la tienda de comestibles o sentarse junto a Ellen DeGeneres para almorzar en el Hotel Miramar”, dijo.

Agregó que es un área muy exclusiva y privada, un espacio para escapar con el océano y las montañas.

La pareja sigue captando la atención de miles de personas, sobre todo cuando tomaron la decisión de independizarse y establecerse fuera del Reino Unido. Comparte los detalles de su nueva vivienda.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!