El pastor condena en público el comportamiento de la dama de honor y la novia en la boda

Seguramente todos queremos que nuestra boda sea recordada por todos como un evento maravilloso y todo quede muy bien, pero a veces las cosas se salen un poco de control, como ocurrió en Nigeria. Los consejos dados por un pastor sobre el momento causaron sensación en las redes sociales.

Nadie debería atreverse a opacar a una novia en su día especial

Kingsley Okonkwo es un pastor y entrenador de relaciones y matrimonio nigeriano, tiene a su cargo el “Ministerio de amor, citas y matrimonio”. Muchas parejas acuden a él para recibir consejos en lo que tiene que ver con las relaciones de pareja en general.

En días recientes un video circuló rápidamente en las redes sociales donde se veía la fiesta de una boda. La grabación mostraba bajo la alegre música a la novia danzando en su hermoso traje y una de las damas de honor ataviada para el momento se convirtió en el centro de atención.

Muchos detalles de la grabación llamaron de inmediato la atención del pastor, y no dejó pasar la oportunidad para expresar todo lo que sentía al respecto. Por lo visto miró en detalle el vídeo y fue enunciando las cosas con las que no estaba de acuerdo.

“Sin faltarle el respeto a las partes involucradas (esto es puramente con fines didácticos). Estas son mis opiniones, tienen la libertad de tener las suyas, pero como anciano siento que debo dirigirme a aquellos que quieran aprender”, escribió el consejero matrimonial.

Como era de esperarse comenzó a detallar la inapropiada vestimenta y accionar de la poco convencional dama de honor. No entendía cómo podía ser la amiga de la novia, si no se sabe comportar y desentonaba con las demás participantes del cortejo.

“¿Por qué tienes a una amiga que no «parece» estar en la misma sintonía contigo? La mayoría de las otras chicas están vestidas adecuadamente. Cuando llegó tan exhibicionista, podrías haberla dejado en el banco”, dijo el consejero Kingsley.

También recalcó que el día de la boda es momento de que la novia brille y no debe permitir que las damas de honor se lo quiten actuando de manera tan poco apropiada.

El novio también llevó lo suyo, al consejero no le pareció nada digno que hiciera manifestaciones públicas de deseo en plena celebración hacia su novia, sencillamente no era el momento para eso y debió por lo menos controlarse y esperar.

“¿Podemos mantener el deseo hasta después de la boda? Incluso si ella era tu novia, esposa, el momento era incorrecto”, añadió el pastor.

Los padres no se escaparon de la crítica, cree debieron corregir a los aludidos. Callando podían hacerles creer que lo estaban haciendo bien y, no era así, sino todo lo contario.


El camarógrafo tampoco pasó desapercibido para el religioso por los incesantes e innecesarios movimientos de la cámara.

“No seas tonto, mantente enfocado si quieres mantener el equilibrio”, corrigió el buen hombre.

Lo que más le preocupa al consejero es que el buen comportamiento se está convirtiendo rápidamente en cosa del pasado, y por eso intenta que, a través de sus palabras, el poco sentido común que queda se mantenga.

El caso de esta boda ha dado mucho de qué hablar, no te vayas sin compartirlo y déjanos saber tu opinión.