Vende comida para poder disfrutar un viaje junto a su madre con cáncer terminal

Dustin Vitale es un hombre apasionado por la cocina, un maestro, pero sobre todo, un hijo decido hacer feliz a quien lo trajo al mundo, y por supuesto, al ser que más ama en la tierra.

Desafortunadamente, su madre está enfrentando una dura batalla contra el cáncer, cuando fue diagnosticada el año pasado, Vitale decidió que haría todo lo posible por llevarla de viaje a ese lugar encantado con el que siempre soñó, siendo este viajar a las Pirámides de Egipto.

Su madre fue diagnosticada con cáncer de vejiga terminal.

Si bien Dustin trabaja como maestro de escuela secundaria en Filadelfia, con su sueldo era casi imposible que reuniera el dinero suficiente para realizar el viaje. Por lo que pensó en hacer de la cocina su mejor aliado para lograr el objetivo.

Para ello, comenzó hacer sándwiches que poco a poco conquistaron el paladar y los corazones no solo de su comunidad, sino de todo aquel que había escuchado su historia y estaba dispuesto ayudarlo con la compra de un rico sándwich.

Hizo de la cocina su mejor aliada.

Al principio, Vitale solo les vendía a sus amigos y familiares, era un puesto improvisado que ubicó al frente de su casa.

Afortunadamente, a los pocos días de haber empezado, su historia se hizo viral en las redes sociales y cientos de personas se acercaban para comprarle, incluso los autos hacían fila en la calle de su comunidad, todos querían ser parte de este emotivo proyecto.

Un viaje inolvidable que nos recuerda que con trabajo y dedicación todo es posible.

En solo seis semanas Dustin recaudó $ 18.000, superando el monto inicial de $ 10.000 que necesitaba para el viaje. Gracias a esto, fue posible que otros miembros de la familia de Dustin viajaran y fueran testigos al ver su sueño hecho realidad.

“Si ella hubiera pedido ir a la luna, yo también lo habría hecho”. Dijo Dustin.

El joven asegura que pese a la difícil situación que está atravesando su madre, ella se encuentra mentalmente más sana que nunca antes.

Primer momento en que su madre ve las pirámides de Egipto.

Dustin compartió algunas imágenes del emotivo viaje en su cuenta de Instagram, al respecto comentó:

“Mi mamá se enamoró de Egipto por Moisés y la película Los 10 mandamientos. Fuimos honrados LAS LLAVES DE LA CIUDAD DE SHARM EL SHEIKH! Aquí es donde Moisés recibió los 10 mandamientos en el monte Sinaí no muy lejos de aquí.

Las llaves nos las dio el gobernador de Sinaí. ¡Somos poseedores de la ciudad que tuvo lugar algunos de los eventos más importantes de la historia de la humanidad! ¡Qué honor y que sueño hecho realidad! También recibimos medallas de ciudadanía del Sinaí! Mi mamá me ayudó hacer historia. ¡Quién hubiera pensado que mi gesto de amor por mi mamá y vender sándwiches  se convertiría en todo esto! Solo Dios”.

Las lágrimas fueron inevitables, madre e hijo disfrutaron, pero sobre todo agradecieron haber tenido la oportunidad de hacer realidad un sueño. Sin duda, no hay amor más puro que el de una madre y un hijo. ¡Bendito amor que nos une!

No hay mayor manifestación de amor que estar, y dar un abrazo cuando las palabras sobran. Comparte en tus redes esta emotiva historia y unamos en oración para que todas aquellas personas que están luchando contra el cáncer ganen la batalla.