El pánico invade una estación de tren en Italia cuando un niño cae accidentalmente a las vías

Los héroes existen, andan por ahí en cualquier lugar, no necesitan una capa ni tener súper poderes, su valentía los hace parecer seres de otro mundo, ponen su vida en riesgo, incluso llegando a perderla si es necesario a cambio de proteger otra, sin importar que sea la de un desconocido. Al final son dos los héroes de esta historia.

Se vivieron momentos de terror e incertidumbre en una estación de tren cuando un niño cayó accidentalmente en las vías a muy poco tiempo de que pasara el vehículo ferroviario. Un joven italiano no dudó en saltar a las vías para salvar al pequeño que pudo tener un desenlace fatal ante los ojos de su angustiada madre. 

El incidente se registró el martes 13  de febrero, en la concurrida estación de la parada Repubblica en la ciudad de Milán, Italia. Las impresionantes imágenes captadas por las cámaras de seguridad se hicieron virales.

El niño, de solamente dos años, de origen senegalés, identificado por medios locales como Mohammed, estaba junto a su madre sentado en un banco frente a las vías esperando el tren cuando repentinamente en un descuido el pequeño echó a correr sin detenerse, atravesando el límite de seguridad del andén cayendo al vacío.

De inmediato la madre se levantó y entró en pánico.

Mientras otras personas se acercaron horrorizadas viendo lo ocurrido.

En medio de toda esta zozobra ante la inminente llegada del tren, apareció un joven que velozmente, se desprendió de su mochila y saltó a las vías para rescatar al niño.

Por si fuera poco, después de entregarlo en brazos de su madre y ponerlo a salvo en el andén, encontró tiempo para recuperar el muñeco de peluche que llevaba el pequeño en la mano, se impulsó de inmediato para ponerse también a salvo y no ser arrollado por el tren que pasaría en pocos segundos.

Tras la hazaña, el bebé empezó a llorar junto a su asustada madre, que fueron consolados por el joven, quien minutos después se retiró del lugar. Por suerte el niño salió ileso.

“Protegí al bebé, vi que estaba bien. Lo dejé con su madre a salvo, lloró, tenía miedo. No pensé que hice nada. Y volví a casa cuando se reanudó el tráfico ferroviario”, respondió en una entrevista cuando le preguntaron que había hecho después de salvar al bebé.

Este joven estudiante se llama Lorenzo Pianazza, tiene 18 años, dijo a los medios locales que nunca temió por su propia seguridad, solo actuó por instinto y adrenalina cuando vio al niño en peligro.

“Estoy feliz de haber hecho lo que pensé que era correcto hacer y no causar más problemas. Un niño tan pequeño, una madre desesperada… Vi en la pantalla que el próximo tren llegaría en minuto y medio, sabía que podía hacerlo y salté. Incluso mis padres me dijeron que están contentos conmigo”.

Si bien actuó con reflejos rápidos, todo ocurrió ante los ojos de la gerente de la estación en el turno, Claudia Flora Castellano, quien tan pronto vio lo que sucedió a través de los monitores de la sala de control, entró en acción y siguiendo el protocolo activó la alarma para detener el tren y evitar lo peor. Esta es la otra parte de la historia que no se sabía.

Esta acción fue elogiada por el alcalde de Milán, Giuseppe Sala, quien al enterarse del rescate lanzó un llamamiento porque quería conocerlos, incluida la madre del niño, invitándolos a presentarse en su oficina para agradecerles en nombre de toda la ciudad de Milán.

“Hoy hemos sido testigos de un gesto valiente. Gracias a su disposición, prontitud y la del agente de la estación que detuvo el movimiento de trenes, se salvó a un niño. También se necesitan estos pequeños y grandes ejemplos”, dijo el alcalde.

Lorenzo se enteró una vez que llegó a casa, al principio pensó que se había metido en problemas por subir a las vías. Dijo que no se sentía como un héroe, ni imaginaba haber despertado tanto clamor, sin embargo, se siente honrado por todo el agradecimiento y apoyo del público, y lo más importante es que el niño está de vuelta con su madre.

Ilgiorno

También estaba consciente del peligro que corría en los rieles, aunque mide 1,91 en la distancia era casi imposible darse cuenta y menos si había un niño allí,  el conductor no iba a poder frenar a tiempo. En última instancia, trataría de correr al principio del túnel porque tendría que detenerse de todos modos. Estos pensamientos recorrían su mente en unos segundos.

“No lo sabía. Todo sucedió muy rápido, el mérito es sobre todo de Claudia que logró con su gesto detener el tren y evitar la tragedia. Sigo pensando que  si no lo hubiese hecho tal vez no hubiera podido salvar al bebé, no sé si hubiera tenido tiempo suficiente de regresar, salvó dos vidas”.

Incluso el gobernador de Lombardía, Roberto Maroni, ha comentado sobre el episodio que además es una buena señal para las futuras generaciones, que miramos con optimismo.

VER TAMBIÉN:  Shakiba, una niña de 2 años que lucha contra una extraña y dura enfermedad

A Lorenzo le gustaría convertirse en un oficial de la ley, también tiene pasión por el rap. Mientras tanto, está ocupado en obtener su diploma.

Comparte esta incidente, que tuvo un final feliz gracias a los héroes que merecen toda nuestra admiración y nos invitan a no ser indiferentes ante el prójimo que nos necesita.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!