El padre de una niña de 5 años termina con una lesión que le impide moverse mientras jugaban

Uno nunca sabe cuándo podría ocurrirle un accidente que le cambie la vida por completo, y menos se imaginaría que podría padecer este en un momento tan bello como el de compartir juegos con algún niño pequeño.

Por desgracia estas cosas sí pasan y un hombre quedo paralizado cuando recibió un golpe mientas jugaba con su hija.

Para la pequeña Lottie, de cinco años, era un día normal y feliz, ya que se encontraba jugando con su papá Ashley Hooper, de 31 años, todo iba bien hasta que él se golpeó la cabeza contra una barra acolchonada, ambos estaban en un juego para escalar.

Cuando Ashley se golpeó contra la barra su columna vertebral se comprimió y el fuerte e intolerable dolor lo hizo caer al suelo.

La pequeña no puede creer lo que sucedió a su papá

“Qué desgracia, es una papá muy joven y sólo quería pasar tiempo con su pequeña, a veces la vida es muy injusta”, comentó un internauta.

De inmediato una ambulancia acudió al centro Once Upon a Playtime, ubicado en el sur de Gales, y fue llevado con urgencia a un hospital para someterlo a una cirugía en su columna vertebral.

El procedimiento que debían realizar los médicos que lo atendieron era remover los huesos de su cuello para aliviar la presión y añadir en su columna vertebral una varilla de metal para así obligarlo a mantenerse en posición recta.

Su esposa, Carly Fraser, comentó que ella y su familia deben tener mucha paciencia para esperar a su recuperación, y que por fortuna ya comenzó a recuperar el movimiento de sus pies y piernas.

“Sentía mucho dolor porque la hinchazón estaba comprimiendo sus nervios, con la cirugía reparamos su columna, pero necesita al menos seis semanas de reposo, después de que pase ese tiempo habrá que rezar porque Ashley empiece a recuperar la movilidad en sus extremidades”, declaró uno de los médicos que lo atendió.

Por fortuna el centro de juegos se ha unido a la familia e hizo una colecta para recaudar fondos que ayuden a sobrellevar los gastos de las operaciones que necesita Ashley para su recuperación, hasta el momento ha recaudado más de 615 dólares.

“Estamos devastados por lo que sucedió en nuestras instalaciones, pero en vez de enfocarnos en eso, preferimos tomar acción y mostrarles nuestro apoyo, hacerles saber que no están solos en esto”, declaró el portavoz del centro de juegos.

La familia de Ashley espera que se recupere con éxito y que todos puedan regresar a la vida que tenían antes del accidente.

Comparte esta historia para que más personas tengan cuidado al realizar cualquier actividad física, incluso mientras se está jugando.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!