El nuevo reto viral que surge como un acto de rebelión contra las típicas selfies

Cada vez se vuelve más popular una nueva tendencia que viene a competir, por oposición, con la selfie. Se trata del reto viral llamado Stefdies, cuyo objetivo es sacarse fotos boca abajo en todos los contextos.

De esta manera comenzaron a abundar fotos en las redes sociales con personas acostadas boca abajo en cualquier lugar, desde lugares emblemáticos, hasta parques, granjas, o incluso una fuente o en la playa.

La idea surgió de la artista Stephanie Leigh Rose quien tenía la idea de “declararle la guerra a las selfies”. Y por eso, son exactamente lo opuesto, en vez de poner el rostro frente a cámara, esta vez se lo oculta. Hay que asegurarse que no se vea realmente el rostro de la persona ¿cómo? Poniendo la cara en el suelo.

Lo importante de estas fotos es la espontaneidad, una característica que la selfie tradicional perdió desde que se volvió masiva y hasta un hecho de nuestra vida cotidiana.

Es que las selfies -además de ser la máxima expresión de amor propio, o mejor dicho la máxima expresión de nuestro ego y de la necesidad de que nos aprueben- actualmente se utilizan para mostrar el mejor perfil de cada uno, incluso hay personas, sobre todo los influencers que pasan horas hasta encontrar la perfecta.

En cambio, la gracia del stefdie radica en que solo quien posa sabe lo que está haciendo. Las reacciones de quienes se encuentran alrededor van desde el asombro hasta la desaprobación, pero lo cierto es que en las redes se ve mucho más divertido, aunque no por eso menos insólito.

El nombre hace alusión a posar para la cámara como si uno estuviese sin vida.

Hay un detalle importante a tener en cuenta y no olvidar: para que sea una verdadera stefdie, la cara tiene que estar bien apoyada contra el suelo, ese es el desafío.

¿Y cuál es el mensaje que quiere transmitir con esta iniciativa? Pues que las cosas suceden en un determinado momento y muchas no se pueden preparar y repetir cientos de veces hasta lograr la mejor toma.  “Intento capturar ese sentimiento, ese fugaz sentido de la vida en mis fotos”, dijo la impulsora de este proyecto que cada vez se expande más.

Esta nueva moda no es menos rídicula que la popular selfie, pero bien surge como contraposición a las fotos propias exclusivamente para las redes sociales que muchas veces no nos permiten disfrutar el presente y lo que estamos viviendo porque estamos preocupados por obtener la mejor foto para la mirada de los demás.

Comparte esta nota con tus amistades y anímense al juego: ¿selfie o stefdie?

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!