El niño de 6 años que salva a su hermanita de la mordida de un perro muestra su recuperación

En julio del año pasado Bridger Walker, un niño de 6 años, se ganó la admiración de miles de personas alrededor del mundo por salvar a su hermanita de 4 años de ser agredida por un perro pastor alemán en la casa de unos amigos de su familia.

El niño sufrió severas lesiones en su rostro que necesitaron 90 puntos de sutura. A pesar del dolor, se sentía complacido de haber evitado que su hermana padeciera lo peor. “Si alguien tuviera que morir, pensé que debería ser yo”, dijo el pequeño que sin dudarlo se interpuso entre su hermana y el perro.

A su corta edad, Bridger se convirtió en un héroe desde que su tía, Nikki Walker, difundió su gesto en las redes.

Incluso importantes celebridades como Chris Evans, el actor que representó al Capitán América, en las producciones de Marvel, le dedicaron un mensaje a Bridger. Ha recibido regalos y diversas rocas, porque ama la geología.

La familia de Cheyenne, Wyoming, Estados Unidos agradeció las numerosas muestras de cariño recibidas.

Han transcurrido seis meses desde el incidente y ahora Bridger muestra su rostro casi totalmente recuperado. Asegura que no le molestaban sus cicatrices porque le recordaban el gran amor que siente por su hermana.

Gracias al trabajo de los médicos que han tratado al pequeño su rostro luce muchísimo mejor.

De acuerdo con un medio de comunicación, los dermatólogos Dhaval Bhanusali, Cory B. Maughan y Sandra Lee, han luchado para lograr que las marcas del rostro del niño desaparezcan gradualmente.

Los padres de Bridger lo llevaron a Nueva York para que recibiera tratamientos con láser.

“De vez en cuando, nos encontramos con pacientes que hacen más por nosotros de lo que nosotros podemos hacer por ellos”, dijo el doctor Bhanusali refiriéndose al niño.

“Tenemos la suerte de estar en un lugar donde podemos ayudar a sanar y agradezco ser parte de esta maravillosa comunidad dermatológica. Es mi mayor privilegio intentar ayudar, y aunque algunos de nosotros podemos obtener el crédito, esta historia trata más sobre el mundo de la dermatología que se une para ayudar a un niño que verdaderamente es un héroe”, agregó.

Tres meses después de sufrir el ataque del perro, Bridger recibió una segunda ronda de tratamientos en Utah en la que usaron láser para atender las principales secuelas de las mordidas: el enrojecimiento de su piel y las cicatrices.

El doctor Maughan dijo: “Bridger es una gran inspiración durante estos tiempos difíciles. Su coraje y valentía merecen todos los elogios”.

La recuperación del menor ha alegrado a todos los que se conmovieron con su caso y permanecen atentos a la evolución de sus cicatrices.

La tía de Bridger dijo que él está feliz y que su personalidad está intacta. Resaltó que su familia no tiene ningún rencor hacia los dueños del perro de raza pastor alemán que agredió al niño, asegura que no tuvieron ninguna implicación en el acto del animal y que son unas personas amorosas y buenas.

Bridger tiene una mascota, un perro llamado Loki, a quien tiene mucho cariño.

Afortunadamente, está recibiendo el tratamiento de los mejores especialistas para minimizar las consecuencias de las heridas. Comparte esta noticia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!