El negocio de un niño de 10 años para comprarse una consola de vídeo juegos se hace viral

En la actualidad muchos padres se preocupan por dar lo mejor a sus hijos pero entre tantas complacencias, en ocasiones, pueden olvidar enseñarles el verdadero valor de las cosas.

Sin embargo, esto no se le ha pasado por a los progenitores de Luis Sahid Farah Frías, un niño de 10 años que ha sorprendido a todos con su talento para los negocios.

Sahid vive en la Paz, Ciudad de México, cursa quinto grado y es el dueño de un prometedor negocio de palomitas.

La historia fue contada por su madre Zhoe Frías en Facebook y ya ha alcanzado más de 6.000 interacciones.

Al parecer el pequeño les pidió a sus padres que le compraran un Nintendo Switch pero ellos le explicaron que era bastante costoso, así que debía ahorrar si realmente quería tenerlo.

En el deseo del niño, la madre vio oportunidad ideal para “enseñarle el valor de las cosas y el dinero”.

“Lo motivamos a que a través del programa de su escuela vendiera algo para juntar; que vendiera sus juguetes viejos (costosos y que no usa); que ahorrara cada peso que le llegara de domingos o del ratón de los dientes, de cumpleaños y que así lo juntara”, comentó Zhoe Frías.

En la escuela de Sahid existe un pequeño programa para incentivar la educación financiera, así que el niño aprovechó la ocasión para iniciar con su negocio de palomitas.

En principio, sus padres le prestaron el capital para que pudiese invertir en los materiales pero no tenían mucha esperanza en la idea. Pero en la primera venta Sahid pudo recuperar su inversión y les regresó el dinero. Además, aprendió algo de finanzas.

Las palomitas de este chico tienen su propia imagen pues el pequeño le pidió a su madre le ayudara a diseñar una etiqueta para personalizar su marca.

El emprendedor vende su producto los martes y jueves pero también hace entregas a domicilio, dentro de su propio vecindario. Sus clientes pueden elegir entre dos sabores: mantequilla y sal o mantequilla con chile.

“Sabe que debe levantarse más temprano esos días que su hermano, y que preparar, empacar, subir las cosas al auto, bajarlas y promover su negocio no es fácil. Así que ahora ve algo en la tienda y me dice “ay que caro está mamá” y vale $20 pesos. Ya no escucho el “ándale comprármelo sólo cuesta $300”, escribió Zhoe en su publicación.

Estos padres se sienten más que orgullosos con su pequeño pues, aunque Sahid ya ha alcanzado el dinero necesario para obtener su consola, planea continuar con su negocio y ahorrar para su futuro.

“Siento mucho orgullo, felicidad y tranquilidad como mamá, al ver que ha sido capaz de completar su tarea, que ha sido constante y capaz de luchar por lo que quiere sin perder su alegría y su seguridad”, concluyó Zhoe.

Este emprendedor ya ha pedido su consola por Internet y sólo está a la espera de que llegue para comenzar con la diversión. Ahora Sahid tendrá más responsabilidad que nunca pero ha demostrado ser un niño responsable y estamos seguros de que sabrá compartir el tiempo entre sus estudios, su trabajo y la diversión.

Comparte esta historia y muéstrale a otras familias que sí es posible enseñarles a los pequeños sobre el verdadero valor de las cosas y fomentarles responsabilidad. ¡Bravo Sahid!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!