El migrante que fue vestido como dispensador de gel desinfectante causa una ola de indignación

Aunque estemos ante una situación de angustia y alarma por la pandemia del coronavirus, no se puede justificar el abuso de poder hacia los más vulnerables.

Pero lamentablemente no todo el mundo lo entiende, y así lo demuestra una compañía petrolera saudita que usó a un trabajador migrante como dispensador de desinfectante de manos.

La imagen de este trabajador “disfrazado” de gel antibacterial fue publicada en las redes sociales, y los usuarios repudiaron la decisión de la empresa que claramente actuó de forma denigrante.

Las fotografías fueron tomadas en las instalaciones de Saudi Aramco y muestran a este trabajador acercándose a otros empleados mientras usa máscara facial, guantes y una especie de tablero con un dispensador colocado en la parte delantera.

Es cierto que se ha instado a las personas de todo el mundo a tomar medidas de higiene adicionales, incluido lavarse las manos para tratar de evitar el contagio del coronavirus, pero estas imágenes son muy excluyentes. 

La empresa Saudi Aramco se disculpó a través de un comunicado y confirmó que había puesto fin de inmediato a esa práctica y había tomado «medidas drásticas para evitar que volviera a ocurrir».

«Saudi Aramco quisiera expresar su insatisfacción hacia el comportamiento que pretendía enfatizar la importancia de la higiene. La compañía detuvo inmediatamente este acto y tomó medidas drásticas para evitar que volviera a suceder», dijo el portavoz de la empresa.

Los usuarios de las redes criticaron a la empresa por la aparente humillación del empleado tras permitir que este hombre usara una pizarra blanca con una botella de gel pegada al frente.

Así debía deambular por las oficinas para que el resto de los empleados lo usaran como parte de la higiene.

«Muestra un desprecio impactante por la dignidad humana», dijo uno de los usuarios.

Las imágenes fueron ampliamente condenadas en las redes sociales, y desataron una indignación generalizada. Los usuarios lo calificaron de «desagradable» y «humillante».

«Racista, vergonzoso y desagradable», fue como algunos cibernautas clasificaron este incidente.

El portavoz de Saudi Aramco agregó que esa actividad tuvo lugar sin la aprobación de la empresa, pero es algo que no está muy claro.

Ante esta pandemia global que ha contagiado a más de 126.000 personas en 118 países, y ha causado más de 4.600 muertes a la fecha, es cierto que hay que extremar las normas de higiene y reforzar ciertos hábitos, sin embargo, todo apunta que el método que usó esta reconocida empresa no fue el mejor.

Comparte estas imágenes para alzar la voz a favor de la igualdad y el respeto.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!