El médico les dijo que si su bebé empeoraba volvieran el día siguiente pero ella no despertó

Es imposible pensar que un médico pueda ser capaz de negar la atención a una bebé, no hay ninguna excusa que pueda usar como justificación una persona que juró trabajar comprometido en salvar la vida de quien esté en peligro.

Emma George es una madre de 24 años, llevó a su bebé llamada Felicity a un centro de atención de urgencias del hospital al notar síntomas muy extraños.

Felicity nació prematura, ese día comenzó a tener alta temperatura, no quería comer nada y a su mamá cada vez le costaba más trabajo despertarla.

En la sala de emergencias la atendió un médico de forma condescendiente, le hizo un examen superficial a la bebé y después las mandó de vuelta a casa diciendo: “Pareces una madre sensata, si empeora vuelve mañana”.

Habían transcurrido 12 horas después de las palabras del médico cuando Emma y su marido Lee de 29, se dieron cuenta al despertar que la bebé había dejado de respirar.

De inmediato llevaron a Felicity al Hospital Russels Hall en Dudley, west Midlands, pero no había nada que hacer, cuando llegaron los médicos le dijeron que ya era muy tarde para la bebé.

Le realizaron un examen post mortem a la bebé y el resultado de los análisis sanguíneos reveló que había muerto por sepsis, enfermedad infecciosa que le ocasionó neumonia.

La madre ha declarado al respecto lo siguiente: “La intuición de una madre es la clave, el médico no siempre tiene razón. La gente necesita confiar en sus instintos”

“Sabía que había algo mal en Felicity, pero el doctor solo la miró y tomó su temperatura pero no hizo otro tipo de chequeo”

“Confiaba en el criterio de los médicos, llevé a mi hija a casa donde seguimos con la rutina normal. Pero cuando despertamos a la mañana siguiente, nuestro mundo se rompió”

VER TAMBIÉN:  Después de saber cómo está hecho este revolucionario pan quizás no quieras probarlo - INSÓLITO

“Tenía aspecto azul, no respiraba. Llamamos a una ambulancia y la llevaron al hospital, donde hicieron todo lo que pudieron, pero ella se había ido. Nunca me sentido tan perdida y rota en mi vida“.

La pareja cree que la bebé se pudo haber salvado si el médico que la revisó al inicio hubiera realizado una revisión más completa. Es por eso que ya han presentado una queja con Dudley Clinical Commissioning Group (CCG). La organización ya ha comenzado a realizar sus investigaciones al respecto.

Han presentado una apelación y también se han puesto en contacto con el diputado Dudley South, Mike Wood, quien ha escrito a Dudley CCG para solicitar que se aclare toda la situación.

Mientas Emma estaba embarazada de 5 meses, la pareja decidió que el marido debía realizarse la vasectomia, hasta el momento la pareja no piensa revertir este proceso pues piensan que no pueden de ninguna manera “remplazar” a Felicity.

La sepsis o el choque séptico puede ser resultado de una infección que se puede originar en cualquier parte del cuerpo. Los pulmones, el tracto urinario, el abdomen y la pelvis son los sitios más comunes que conducen a la sepsis.

Se sabe que esta enfermedad afecta a 150.000 personas del Reino Unido al año, y solo el tercio de estos pacientes mueren. 

Daily Mail

Ahora la familia necesita llevar hasta el final esta apelación pero para eso será necesario contar con recursos económicos superiores a los que actualmente poseen. Si quieres donar para la apelación existe una campaña en Just Giving para colaborar con ellos en la recaudación de fondos. Puedes visitarla aquí.

VER TAMBIÉN:  Se convirtió en la madre de 800 niñas huérfanas después de perder a su hija

Es muy triste lo que ocurrió, sobre todo porque la bebé tuvo un destino fatal que pudo evitarse. Comparte esta estremecedora noticia.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!