El impresionante hallazgo de los restos de 2 bebés guanches en una cueva en Tenerife

Un fotógrafo aficionado, Sergio Marrero, y un cazador, Domingo García, investigaban sobre un extraño tipo de araña blanca y decidieron adentrarse en una cueva.

“Al principio pensamos que era un muñeco, no esperaba que surgiera tanta repercusión”, dijo Sergio Marrero.

Lo que encontraron sorprendió tanto a los investigadores que ahora se han rodeado de autoridades políticas y científicas de Tenerife, ellos encontraron de forma inesperada los restos de dos bebés guanches parcialmente momificados.

Uno de los bebés conservaba gran parte de sus tejidos blandos, estaba envuelto en un fardo cosido de piel de animal. Mientras que el otro estaba absolutamente esqueletizado conservando solamente pequeños fragmentos de piel. Se presume que el otro bebé también había sido envuelto bajo el mismo ritual pero las condiciones ambientales habían hecho que se perdiera.

“No se había visto un ritual funerario en bebés tan pequeños, tampoco en dos bebés juntos y contextualizados”, dijo uno de los expertos que investiga el hallazgo, Rodríguez-Maffiotte.

Actualmente investigan la época y el parentesco de los menores, es el primer hallazgo de este tipo realizado en la isla canaria desde 1969, en un tubo volcánica ubicado al sur de Tenerife se encuentra el depósito funerario en una grieta de la cueva a 1.390 metros de altitud. La abertura estaba cubierta por piedras.

Debajo se encontraban los restos de los bebés que fueron colocados ahí como parte de un ritual funerario.

Conrado Rodríguez-Maffiotte, director del Instituto de Bioantropología de Canarias descarta que los bebés sean gemelos.

“Son anteriores al siglo XVI, para conocer más detalles de sus características debemos esperar los análisis”, comentó.

VER TAMBIÉN:  Una mujer italiana indemnizará a su esposo con 15 mil euros tras engañarlo con un sacerdote

Aseguró que uno de los bebés era fruto de un parto que había llegado a término, mientras que el otro nació aproximadamente a las 35 semanas. El ADN podrá determinar su parentesco y el sexo de cada uno, los resultados se obtendrán en dos o tres meses aproximadamente, será complicado realizar los estudios por las condiciones de los restos.

Se desconoce la causa de la muerte de los pequeños guanches, nombre del pueblo que habitaba la isla de Tenerife antes de la conquista en el siglo XV.

EP

“Es muy importante para estudiar nuestro pasado este hallazgo, muy valioso porque hay muy pocos de esta edad, nos aportará mucha información”, dijo Amaya Conde, la consejera de Museos del Cabildo de Tenerife.

El hallazgo permitirá conocer más sobre los aborígenes momificados, sobre la cultura guanche y sus rituales funerarios. Comparte esta noticia que ha despertado la curiosidad de miles de personas.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!