El hospital atendió a la petición de los padres de Charlie – Tendrán más tiempo para despedirse

El caso de Charlie Gard sigue causando conmoción en los usuarios de las redes sociales alrededor del mundo. El pequeño de diez meses está debatiendo entre la vida y la muerte en el hospital británico Hospital Great Ormond Street mientras está conectado a dispositivos que asisten su respiración para mantenerlo con vida.

El bebé padece una extraña afección que le causó severos daños cerebrales. Puedes recordar aquí su historia.

Ha causado mucha polémica la decisión del equipo médico que alega que están agotadas todas las instancias para que Charlie se recupere de las lesiones cerebrales que padece y pueda desarrollarse con normalidad.

Sus padres están dispuestos a intentarlo todo, porque para el amor no hay nada imposible. Y los apoyan millones de personas que han colaborado a lo largo de su lucha económica y judicial para salvar la vida de Charlie.

Se ha emprendido una campaña para recaudar fondos y que sus padres pudieran trasladarlo a Estados Unidos y someterlo a un tratamiento experimental, pero tras una batalla judicial y la oposición de los médicos, la decisión final es aplicarle la eutanasia.

Pudimos conocer que el día de ayer sería desconectado en la sala de hospital, a pesar de que sus padres solicitaron darle el último adiós a su hijo en casa su petición fue negada.

Miles de personas manifestaron su apoyo a la familia de Charlie, se negaban a aceptar la decisión de desconectarlo sin intentarlo todo. Y también, expresaron su rechazo ante la premura del personal médico que les impediría a los familiares de Charlie despedirse con tiempo de su angelito.

Pero finalmente, tras tantas peticiones, el centro hospitalario reculó y anunció: “Junto a los padres de Charlie, estamos poniendo en marcha planes para su cuidado y para darles más tiempo para compartir juntos como una familia”.

VER TAMBIÉN:  Ella fue la única que creyó que su hijo discapacitado valía la pena y podía lograr sus sueños

También solicitaron a los medios de comunicación: “Nos gustaría pedirle que le den a la familia a nuestro personal médico un poco de espacio y privacidad en este momento tan angustiante”. Esas fueron palabras de un portavoz del centro de salud.

La madre de Charlie, comentó que están muy agradecidos por todo el apoyo que han recibido en este momento tan duro para sus vidas.

“Estamos haciendo recuerdos preciosos que podremos recordar toda la vida. Por favor respeten nuestra privacidad mientras nos preparamos para decirle adiós a nuestro amado hijo Charlie”, afirmó ella.

El caso del pequeño ha llegado a oídos del vaticano, y uno de sus representantes escribió a través de su perfil de Twitter que estaban orando por él y su familia.

Asimismo, representantes de la iglesia católica han condenado el hecho de que quitarle la vida a un ser humano convaleciente de esta forma viola derechos inquebrantables.

Esperamos que los padres del pequeño Charlie reciban toda la fortaleza necesaria para salir adelante en medio de este momento tan duro. Nuestro corazón está junto a ellos, compartamos un mensaje de solidaridad.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!