El hijo de Ana Obregón anuncia desde el hospital cuánto tiempo quiere luchar contra el cáncer

Alejandro Lequio García, el hijo de Ana Obregón y Alessandro Lequio, conocido como Álex, ingresó en la clínica Ruber Internacional de Madrid tras sufrir una recaída del cáncer que le diagnosticaron hace año y medio.

Ana y Alessandro anunciaron la enfermedad de su hijo en abril del 2018, y hace pocos días salió a la luz que su estado de salud había empeorado.

Álex Lequio se ha mantenido optimista y ha abordado la situación con humor a pesar de que ha circulado mucha información en las redes sobre su salud.

Un medio publicó por error que lucha contra el cáncer desde abril de 2018. Y él decidió compartir una imagen del texto con un mensaje que hizo reír a sus seguidores.

“Y nos atrincheraremos 1.000 años si hace falta hasta ganar la batalla”, escribió en una publicación de su perfil de Instagram.

Los padres de Álex, de 27 años, no se separan de su lado. Salvo cuando su padre se ausenta para cumplir con su compromiso en el plató del programa de Ana Rosa cada mañana en el canal español Telecinco.

Durante siete meses, el joven estuvo ingresado en el Memorial Sloan Kettering Cancer Center de Nueva Jersey recibiendo tratamiento médico.

Álex se graduó en la Universidad de Carolina del Norte, tras residir durante años en Estados Unidos optó por atender su enfermedad en ese país.

Ahora, tras su regreso a España, está junto a sus padres y demás familiares mientras se enfrenta por segunda vez a una batalla contra el cáncer. Después de unas revisiones de rutina para controlar la leucemia que padece comprobaron que sufría una recaída.

En mayo del año pasado, Ana compartió un emotivo mensaje en su perfil de Instagram dedicado a su hijo Álex con una imagen suya.

“No se pueden imaginar la felicidad de una madre al ver a su hijo feliz, con tanto pelo, tantos neutrófilos, y sobre todo con esa sonrisa que nunca se le ha borrado en toda esta aventura que le ha tocado vivir”.

La familia y sus seguidores confían en que los resultados serán favorables y pronto Álex podrá recibir el alta médica.

El joven se mantiene esperanzado y “con más ganas de luchar que nunca”, así lo ha demostrado desde su diagnóstico.

Desde que Álex publicó la imagen en la que expresa sus ganas de luchar se disipó la angustia que prevalecía ante los rumores de la gravedad de su estado de salud.

Las redes de Ana y de Álex se han llenado de mensajes de apoyo de sus seguidores quienes desean que todo marche bien. Compartamos un mensaje de aliento a la familia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!