El dueño de un restaurante reacciona cuando un grupo de 12 personas huye sin pagar

La práctica de irse sin pagar de los negocios de la hostelería es más común de lo que podríamos creer. Pero el dueño de un restaurante en Inglaterra sacó algo positivo de la situación y sus clientes estuvieron muy conformes con la forma en la que lo manejó.

“Les Enfants Terribles” es un restaurante ubicado en el puerto de Weymouth, su chef y propietario es el francés Eric Taverniery y su esposa Joanna. Ofrecen una deliciosa variedad de platillos a base de pescado y mariscos frescos de su misma localidad; así como carnes y platos vegetarianos.

Cierto día recibieron la llamada de una persona que reservaba una mesa para doce, y escogió los platos más costosos del menú. Cuando Eric le indicó el monto que correspondía a sus exigencias estuvo de acuerdo sin el menor reparo, eran 619 dólares.

Como se estila en casos de reservas para un grupo numeroso, se le exigió al usuario dar una cantidad correspondiente a un depósito con tarjeta de crédito, pero el hombre alegó que ya era cliente del local, además pidió el servicio en la terraza.

«Le pedí al hombre que me diera un depósito con tarjeta de crédito por teléfono, y de repente me dijo que había estado con nosotros antes”, dijo el chef y dueño.

Eric tenía ciertas sospechas, tal vez por alguna experiencia previa de clientes que se fueron sin pagar. Y cuando llegó el día, los comensales consumieron todo el servicio, y muy tarde el dueño se dio cuenta de que había problemas con la tarjeta que el grupo había dado para pagar el depósito.

«Me siento un poco enojado conmigo mismo, pero no puedo hacer más al respecto, así que lo que quiero es que todos sepan quiénes son porque se moverán como lo hacen y se irán a otros lugares y seguirán haciéndolo», expresó el timado hombre.

Cada una de las personas fue saliendo del restaurante, incluso llevaban niños en carritos. Algunos comensales que presenciaron lo ocurrido comenzaron a grabar y los infractores iniciaron una pelea para evitarlo. Y aunque la policía solventó la discusión, no lo hizo con la presunta falta de pago.

Los esposos no quisieron seguir lamentándose, y buscaron sacar algo bueno dentro de lo malo. Así que hicieron un llamado a los miembros de la comunidad para que donaran el monto de la cuenta, y esa cantidad sería entregada a obras benéficas.

“Queremos retribuir debido al apoyo abrumador de nuestra encantadora comunidad y más allá, cuando algunos ladrones se escaparon de nuestro restaurante sin pagar la factura. Recibimos ofertas de apoyo de todo el país y del mundo, por lo que pensamos que convertiríamos algo malo en positivo. Siéntase libre de compartir y donar tanto como pueda”, expresaron los Tavernier y su equipo.

A pesar de que la multa por huir sin pagar es de dos años de privación de libertad y 1.330 dólares, los casos siguen repitiéndose. Y seguramente, con esta experiencia, todos en Les Enfants Terribles estarán más atentos.

No es justo aprovecharse de ninguna persona que se esmera realizando su trabajo. Seamos honestos en todo momento y nunca toleremos las injusticias.

Este caso ha dado mucho de qué hablar, por suerte, tuvo un desenlace positivo. Como dice el refrán: «Al que obra bien, siempre le irá bien», los propietarios de este negocio vieron los frutos de su buen trabajo. Compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!