El dueño de un bar publica un polémico cartel harto de que los padres no se ocupen de sus hijos

El propietario de un bar en Murcia decidió tomar una medida contra los padres que visitan el lugar y no mantienen a sus hijos vigilados. Para él y sus empleados se ha vuelto un problema la presencia de los clientes más pequeños que corren dentro del espacio a pesar de los riesgos, molestan a los clientes de otras mesas, dañan el mobiliario, y necesitan atención de los camareros.

Todo ocurre mientras los padres disfrutan relajados sin prestar atención al comportamiento e incluso al peligro que corren sus hijos.

El cartel adherido en el escaparate del bar Venus ubicado en Cieza, una localidad de 35.000 habitantes dice:

“Todo aquel niño que esté sin supervisión materna / paterna en este bar, pasará a ser propiedad del bar y será vendido como esclavo. Avisaos estáis, no queremos malos rollos luego”.

El texto del cartel fue difundido en las redes y miles de usuarios han reaccionado, ante tanta controversia, el propietario del bar reaccionó: “Yo no soy nadie para regañar al hijo de otro”, se justificó.

En los bares de la zona es una escena bastante común ver a los más pequeños jugando entre las mesas, gritando e interfiriendo incluso en el trabajo de los camareros sin que los padres actúen.

Manuel M. Villalba, dueño del bar, aseguró que los padres consumen mientras sus hijos “hacen la vida imposible a los demás”.

Explicó que el cartel tiene un año en el escaparate del bar, que recientemente se lo robaron, pero lo volverá a poner.

El empresario de hostelería se ha convertido en blanco de críticas, sobre todo, por haber amenazado a los padres de vender a los menores como “esclavos”.

“Vi la frase en Internet y me gustó. La palabra ‘esclavo’es la que más polémica ha creado. Y es una broma. Quiero dejar claro que el mensaje está dirigido a los padres, yo adoro a los niños. No puede ser, que los niños corran y molesten a las demás mesas e incluso a todo el vecindario y los padres no hagan nada. Lo voy a volver a poner, tengo apoyo. Aunque a lo mejor elimino la palabra ‘esclavo’.

El bar está en una calle peatonal y estrecha, está claro que los niños tienen que jugar, pero también sus padres deben supervisarlos. Yo soy nadie para reprender al hijo de otro”, concluyó.

A pesar de que el cartel estuvo durante un año en el establecimiento fue desde que el usuario de Twitter Pascual Almagro lo publicó que se difundió en los medios de comunicación.

“Solo podía pasar en Murcia”, escribió el hombre en su publicación que atrajo muchos comentarios, la mayoría apoya la medida comprendiendo que se trata de un chiste. Mientras que otros, critican la radicalidad del propietario del bar y lo acusan de discriminar a los niños.

EP

María Ángeles Cámara escribió: “Cuando yo era camarera, algunos padres se pensaban que también era la canguro. Me dejaban al peque deambulando por la barra y ellos en la terraza o en la confitería de al lado”.

Recientemente un bar de Salamanca publicó un cartel en el que informaban sobre varias normas establecidas con la finalidad de regular la entrada de niños al local. Una de ellas prohibía cambiar a los niños en los aseos.

Pero no tuvieron la receptividad que esperaban, ante las críticas, decidieron retirar las reglas y publicar un comunicado en Facebook alegando que se habían equivocado. Además, pidieron disculpas a todos los que pudieron sentirse ofendidos.

¿Qué opinas del polémico cartel? No te vayas sin compartir este debate en las redes.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!