El dueño de 600 restaurantes hace llorar a sus empleados en condiciones de pobreza

La pandemia ha causado no solo una crisis sanitaria en el mundo, sino también económica, y por fortuna, muchos empresarios se han solidarizado con sus trabajadores. Así lo hizo el CEO de una gran empresa en los Estados Unidos, su desprendimiento causó la admiración de todos.

Kent Taylor, de 64 años, es el fundador de Texas Roadhouse, una cadena de restaurantes con sede en Louisville, Kentucky. En medio de la apremiante situación económica que se vive con el coronavirus, sintió la necesidad de aportar sus ingresos anuales, incluyendo los bonos que recibe por un monto de 850.000 dólares.

«Este es ese tipo de tiempo en el que tienes que persistir y pensar de manera diferente y cuidar a los que están contigo y levantar el ánimo de todos y marchar hacia adelante», afirmó el filantrópico empresario.

El monto ha sido destinado a un fondo que creó hace dieciocho años, servirá de gran ayuda para que sus empleados puedan cubrir sus gastos de alquiler, pagos de hipotecas, y gastos funerarios, de necesitarlos. Esto permitió que los trabajadores pudieran recibir sus sueldos completos, a pesar de los 600 restaurantes que tiene la cadena.

Los empleados relataron que lloraron de emoción, no pudieron contener las lágrimas ante tal acto de solidaridad en un momento tan crítico. Y se pronunciaron para reconocer su admiración por su jefe y agradecerle.

Kent siempre recuerda lo que tuvo que luchar a principios de la década de los noventa, su negocio recién arrancaba, y él era en ese momento un padre soltero que contaba con el apoyo financiero, y de vivienda de sus padres. Sabe lo que es tener necesidades y por eso trata de apoyar a sus trabajadores en la pandemia.

Muchos sufren graves problemas económicos por la pandemia

«Así fue como me criaron. Hice lo que sentí que era correcto«, dijo el hombre.

El empresario siempre ha considerado que lo primero en una empresa son los empleados, por eso siempre está orientado a aplicar estrategias que vayan en beneficio de ellos. Desde que tomó la decisión ha recibido infinidad de mensajes de agradecimientos y reconocimientos, pero el hizo lo que sabe hacer.

“Siempre he dicho que somos una compañía que pone a la gente primero, que además sirve carne. Renunciar a mi salario es lo menos que puedo hacer para mostrar mi compromiso con esa creencia”, aseguró Kent.

Entiende que estamos en una coyuntura y todos deben ser fuertes, cambiar la mentalidad, darse cuenta de que lo importante que es valorar y cuidar a quien está al lado, ayudar a levantar el ánimo de los que se sienten decaídos, y mantenerse siempre adelante.

Ha sido un gran gesto para los trabajadores, quienes han querido expresarle su más sincero agradecimiento

Así como Kent, otros empresarios han tomado iniciativas que han contribuido a aliviar la carga enorme que ha recaído estos últimos días sobre los hombros de las personas.

No te vayas sin compartir este acto solidario que ha inspirado y emocionado a tanta gente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!