El dramático caso del repartidor que perdió parte de un dedo al sacar la mano del buzón

Husam Aljuburi es un conductor de repartos de 30 años de edad que trabaja para Amazon en Slough, Berkshire, en el sur de Inglaterra. ​​Cierto día, después de haber realizado 28 entregas, le ocurrió algo de pronto que le cambió la sonrisa de su rostro para siempre.

Husam, estaba a mitad de su turno cuando tenía que llevar un paquete a un cliente. Como siempre, se dirigió al buzón y colocó allí la entrega, pero cuando intentó retirar la mano, la parte superior de su dedo medio quedó atrapada en la solapa del buzón y se cortó el dedo.


Muchas veces algunos repartidores dejan afuera las entregas y los clientes reclaman por ello. Pero a Husam le gusta hacer su trabajo bien, se esfuerza para que cada servicio sea hecho como debe ser, por eso siempre procura dejar las cosas en el buzón.

Cuando se percató de que tenía la mano ensangrentada, miró a su alrededor y pidió ayuda a una persona que iba pasando y el solidario transeúnte llamó al servicio de emergencias.
De inmediato llegó un paramédico quien rescató la yema del dedo del accidentado y la colocó en una bolsa llena de hielo.


El joven fue sometido a una intervención quirúrgica de 45 minutos donde se le extrajo un poco más del dedo para poder unirlo bien. Pero, no se pudo unir completamente a pesar de los esfuerzos.

Una vez terminada la intervención, Husam tomó un taxi y se fue directo a la casa del cliente donde ocurrió el accidente. Allá había quedado su auto con algunos paquetes y debía recogerlos.


Lo primero que vio cuando se acercó al lugar, fue al dueño de la casa limpiando exhaustivamente para quitar los pozos de sangre que fueron derramados del dedo de Husam.

Este accidente le cambió la vida al joven conductor de repartos, especialmente porque fue en su mano derecha.

“Soy diestro por lo que mi vida ha sido completamente cambiada. Incluso jugar PlayStation va a ser una lucha ahora con el mando. También me gusta jugar tenis de mesa, pero supongo que ahora será mucho más difícil”, dijo Hussam.

A pesar de que fue un accidente laboral, Aljuburi cree que no recibió suficiente apoyo de parte de la empresa para la cual trabaja. Sencillamente se encogieron de hombros y solo le dijeron que devolviera al almacén los paquetes que no había entregado o de lo contrario no recibiría su paga.


Posteriormente, un representante de la conocida empresa Amazon ofreció declaraciones públicas con respecto al caso.

“La seguridad es la prioridad número uno en Amazon. Continuamos en contacto directo con el conductor, le deseamos una pronta recuperación y lamentamos que sienta que no manejamos el asunto correctamente. Hemos investigado el caso y tomaremos las medidas adecuadas”, dijo el portavoz de Amazon.

Es lamentable que un trabajador en el desempeño de sus actividades tenga un accidente laboral y no reciba el debido, legal y necesario apoyo de la empresa para la cual trabaja.

Por suerte no pasó a mayores y el joven tiene parte de su dedo, pudo ser peor en caso de que no recibiera atención médica a tiempo. Comparte su caso.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!