El drama de la pareja que llora la pérdida de su bebé de 21 meses justo antes de casarse

Jesús y Bea, decidieron formar una familia juntos, tenían una hija de 21 meses, Lucía, que nació como fruto de su amor. A pesar de que convivían desde hace seis años, no habían formalizado su unión con el matrimonio.

Así que con mucha ilusión prepararon una celebración que sería muy especial, el pasado 24 de agosto fue el día elegido para llevar a cabo el enlace.

Pero lamentablemente todo se suspendió por una tragedia que enluta a la familia. El miércoles 21 de agosto fueron testigos de un suceso que estremeció al pequeño pueblo de Ledaña, en Cuenca que tiene menos de 1.600 habitantes

En una de las empedradas calles del pueblo, Pozo Alfaro, se encontraban los abuelos de Lucía junto a ella mientras se preparaban para salir de casa. Los tres se trasladaron al patio exterior de la vivienda cuando el abuelo de la bebé encendió el auto.

El vehículo se desplazó hacia atrás mientras Lucía, de 21 meses, y su abuela, de 69 años fueron arrolladas accidentalmente.

La bebé fue trasladada de inmediato al Hospital General de Albacete en estado grave, lamentablemente falleció esta madrugada a causa de las graves lesiones que sufrió tras el arrollamiento.

La abuela logró sobrevivir a los daños que sufrió, se encuentra estable.

El auto había sido adquirido hace poco, es de segunda mano, el abuelo estaba probándolo para familiarizarse con él y determinar si necesitaba alguna reparación.

Cuando ocurrió el lamentable suceso, Bea y Jesús estaban encargándose de los últimos preparativos de la boda.

Les hacía mucha ilusión caminar juntos al altar y celebrar con su hija un evento tan importante en el que los acompañarían sus familiares y amigos más cercanos, ahora los arropan con su apoyo y consuelo para que puedan hacer frente al dolor de perder a su hija.

La pareja se dedicaba a trabajar en el campo, tenían la estabilidad económica que ambos deseaban como para formar una familia.

Habían planeado celebrar la boda en el pueblo de Bea, en Motilla del Palancar, en la iglesia esperaban congregar a toda su familia. Intentan encontrar respuestas para esa fatal sorpresa del destino mientras sufren el dolor de haberse despedido para siempre de su pequeña.

Clara Plaza, alcaldesa del municipio, aseguró que el suceso puede describirse como una tragedia, resaltó: “No se puede hacer nada, solo ayudar a la familia, apoyarla y darles todo el cariño del mundo”.

Los padres están devastados, en el pueblo decretaron dos días de luto y en la sede del Ayuntamiento ondean las banderas a media asta.

Este accidente puede crear una alerta para los padres y cuidadores, al momento de encender el auto, al entrar o salir de casa, siempre se deben vigilar a los niños de forma permanente y mantenerlos alejados del vehículo.

La noticia ha conmovido a miles de personas, compartamos un mensaje solidario con la familia.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!