El cerebro de una adolescente de 16 años se reinicia cada 2 horas y necesita ayuda

Riley Horner, de 16 años, de Illinois, Estados Unidos, sufrió un intenso golpe en la cabeza que le causó pérdida de memoria.

Desde aquel impacto, no pudo recordar nada, su cerebro se reinicia cada dos horas. Hasta el momento, los médicos no encuentran una solución para su trastorno, la familia de la joven está desesperada.

Todo comenzó cuando la adolescente estaba en una clase de danza el pasado 11 de junio, en la que habría recibido una patada en la cabeza, estaba en una convención en Sprinfield.

Después de recibir el golpe, a Riley la trasladaron en ambulancia a un hospital para que recibiera atención médica, Sarah, su madre relató que ella comenzó a comportarse de manera extraña.

La sometieron a pruebas médicas, le hicieron un escáner y los resultados no arrojaron nada extraño, así que le dieron el alta médica.

Durante el trayecto comenzó a sufrir convulsiones, regresaron de inmediato a otro hospital. Le han hecho otros exámenes médicos, y no han logrado dar con el diagnóstico, los resultados arrojan valores normales.

El golpe que recibió Riley le afectó al habla y al oído, padece migrañas y sensibilidad a la luz, además, no ha podido recuperar la memoria.

“Riley no puede crear recuerdos o retener nada, pasadas dos horas su cerebro se reinicia”, relató su madre.

A pesar de que ella sigue asistiendo al colegio para tener una vida normal le es imposible retener nada, es muy difícil para ella mantener el ritmo de sus compañeros. Toma fotos continuamente con su teléfono móvil para poder recordar lo que ha ocurrido.

Sarah indicó que recientemente Riley quedó inconsciente, no reaccionaba y vivieron una experiencia aterradora. Hasta que finalmente reaccionó, pero tenía intensos temblores en la pierna y en su brazo izquierdo.

Riley no podía ponerse de pie, la llevaron al hospital, en urgencias le dijeron que no veían ninguna irregularidad.

Le dieron el alta médica, pero no encuentran respuestas, la familia de Riley espera tener un diagnóstico para mejorar la calidad de vida de la adolescente.

“Es la historia de nuestra vida ahora, mi hija no tiene memoria, sufre dolores de cabeza muy severos, se marea y camina con muletas”.

La joven ha tenido hasta 50 convulsiones en un día, su familia inició una campaña en GoFundMe para recaudar dinero destinado a su tratamiento médico, no descansarán hasta tener un diagnóstico preciso.

“Los médicos no pueden ver nada. No se ve una conmoción cerebral, ni siquiera en una resonancia magnética ni en una tomografía computarizada. No hay hemorragia cerebral, no hay tumor”, dijo la madre de Riley.

“Necesitamos ayuda, necesitamos especialistas que puedan determinar qué le ocurre, ella se merece una vida mejor”, agregó Sarah.

Comparte este caso que ha causado conmoción en las redes, ojalá que pronto esta adolescente pueda recibir el tratamiento adecuado para su condición.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!