El caso de 2 niños que consumieron una sustancia alucinógena pensando que era comida

Se supone que los padres aman a sus hijos y desean lo mejor para ellos, tratan de protegerlos ante cualquier peligro. Pero, no siempre es así, como en el caso de los padres de dos niños en México, la irresponsabilidad paterna casi hace que pierdan la vida.

Una situación terrible se presentó en la ciudad de Hermosillo, estado de Sonora. Una llamada anónima hecha a la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora, les informó sobre dos menores de edad que estaban muy mal dentro de su vivienda

El cuerpo de seguridad se puso en acción, a su vez el Ministerio Público obtuvo del Juez las órdenes de cateo, que fue llevada a cabo por funcionarios de la Agencia Ministerial de Investigación Criminal, los últimos son expertos en el Combate a la Corrupción de personas menores de edad por narcomenudeo.

Cuando llegaron al sitio del acontecimiento, se encontraron una escena triste y lamentable, dos niños de 1 y 3 años encontraron algo que creyeron que era alimento, lo consumieron y resultaron gravemente intoxicados.

En la revisión de la vivienda de los padres de las víctimas, ubicada en el callejón Augusto César Sandino, en La Matanza, se localizaron 23 envoltorios que contenían metanfetamina.

Los niños fueron trasladados al Hospital Infantil del Estado de Sonora y se le prestaron las atenciones de emergencia para salvarles la vida.

La sustancia ingerida fue sometida a estudios toxicológicos y dio positivo para anfetaminas o ”Crystal’‘, como también se le conoce.

Se supo que los padres de los infortunados niños son vendedores de estupefacientes, en vista de eso, la Fiscalía General de Justicia del Estado de Sonora les aseguró protección a los menores.

A raíz de lo sucedido se investigó el sitio cercano a la vivienda donde fueron rescatados los niños intoxicados, y en otro domicilio cercano se encontró a tres personas con posesión de sustancias ilícitas.

El número de detenidos ascendió a cinco personas, entre los que se cuentan cuatro adultos y un menor de edad.

“A muchos menores de edad los envían los adultos a entregar drogas a los compradores para evadir a la policía y traen ellos mismos el dinero”, comentó una vecina.

Los testimonios contribuyeron a detener dos personas menores de edad y a dos adultos mayores, al parecer los abuelos, se está investigando si tuvieron participación.

Una excelente noticia fue la obtención de las órdenes de aprehensión, y así se pudo retener a Ismael ‘N’, de 41 años, y a Dulce Karely ‘N’, de 31.

Estas personas son imputadas por el presunto delito de corrupción de menores, en agravio de sus propios hijos.

Pero, los niños permanecerán en disposición de la Procuraduría de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes del Estado de Sonora.

Y las personas mayores se pondrán a cargo del Juez, quien tiene las pruebas suficientes para vincularlos al proceso, se les dio privación preventiva de libertad por dos meses de plazo, mientras siguen las investigaciones.

Los hermanitos de 1 y 3 años siguen internados en el hospital, al cuidado del personal médico. ¡Roguemos que estos angelitos se recuperen pronto!

Comparte esta dramática historia con todos tus amigos, y enseñemos a nuestros pequeños principios y valores para la vida.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!