El ADN revela que los 3 bebés abandonados en fechas diferentes en un mismo edificio son hermanos

Los investigadores permanecen atónitos con los resultados que indignan al mundo. Tras rescatar a 3 bebés abandonados en un mismo edificio, pero en fechas diferentes, hicieron un hallazgo estremecedor.

Los hechos sucedieron en el complejo de apartamentos Willow Key, en Orlando, Florida (Estados Unidos)

Los investigadores del Departamento de Policía de Orlando confirmaron el pasado martes que los tres bebés hallados en 2016, 2017 y 2019, eran hijos del mismo padre y de la misma madre. 

Los resultados se revelaron por primera vez en un memorando de detectives que buscaban fondos para analizar el ADN de los tres niños, en un esfuerzo por localizar a sus padres desaparecidos.

La detective de Orlando, Ghena Wasserman Luker, escribió que la manera similar en que los tres niños fueron encontrados en la entrada del complejo de apartamentos de lujo, en Arnold Palmer Drive, hizo que la Policía sospechara que había alguna relación entre ellos.

«El bebé de un día fue encontrado envuelto en una camiseta y dejado en el escalón de la puerta de un inquilino junto a una nota que explicaba que  fue dejado en ese lugar porque la madre tenía miedo del padre del niño y que corría grave riesgo», escribió la detective Luker, sobre el bebé hallado en  2019.

«Lo tenía solo en el baño. Su papá intentó matarnos. Por favor, mantenlo en secreto y llévalo al hospital. Su papá es un hombre muy peligroso».

Una nota similar se dejó con el recién nacido abandonado en 2017.

«Basado en el comportamiento atroz y negligente de los padres, y los hechos extraños de este caso, a diferencia de cualquier otro caso documentado, es imperativo llevar a cabo una verificación de bienestar de todas las partes involucradas. Esto no puede hacerse sin la asistencia de United Data Connect», agrega el memorando.

Después de los hechos que han conmocionado a todo el estado, este lunes las autoridades de la ciudad aprobaron un fondo de 5,000 dólares para contratar a United Data Connect, que mantiene una base de datos de perfiles de ADN, para así localizar a los padres.

Si bien las pruebas iniciales habían identificado a varios posibles miembros de la familia de los bebés, se necesitaba un conocimiento más especializado de un genealogista genético para interpretar el ADN y vincular a los padres.

La policía de Orlando, por su parte, dijo en un comunicado que si bien se confirmó que los tres bebés eran hermanos, aunque se saben más detalles, no se los ha divulgado para proteger su identidad.

«Si podemos identificar a la madre, su seguridad es nuestra principal prioridad, así como la seguridad de cualquier otro niño potencial», concluye el comunicado.

Este caso ha causado un gran revuelo, especialmente porque de acuerdo con la Ley de Refugio Seguro de Florida, un tutor puede dejar a un recién nacido en un hospital o estación de bomberos sin enfrentar cargos penales siempre que el niño tenga siete días o menos.

El indignante hecho de abandono desató críticas en un inicio, después muchos han juzgado que la madre no hizo más que proteger a sus pequeños de un «monstruo». Pero ahora se mantienen alarmados porque temen por su seguridad y hay algunos que incluso sospechan que la mujer ya no esté con vida.

Es realmente doloroso que inocentes criaturas tengan la desdicha de caer en manos de adultos a quienes el título de padres les queda enorme. Esperamos que las investigaciones lleguen hasta el final. ¡Comparte este avance!

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!