Difunde el drama de la pareja de ancianos que se ve obligada a vender tacos hasta la madrugada

En México, como en otros tantos países del mundo la población de adultos mayores sigue laborando ante la necesidad de apoyar económicamente a su familia o el deseo de seguir activos. 

Sin embargo, al menos un 96.2% de los cuatro millones 722 mil personas de la tercera edad que trabajan en el país carecen de seguridad social por estar empleados en actividades informales. 

Ana con el señor Ramón y su esposa

La historia de esta dulce pareja de abuelitos se ha vuelto viral en las redes sociales conquistando el corazón de miles de usuarios, después de que una mujer identificada como Ana Lucía López, compartiera un conmovedor relato de lucha por la supervivencia a pesar de la edad en sus cuentas.

Don Ramón y su esposa atienden diariamente un puesto de tacos en la ciudad  centrooccidental azteca de Sahuayo de Morelos, Michoacán, con el fin de hacer lo imposible todos los días para sobrevivir a pesar de todas las dificultades a las que se enfrentan sin prestaciones laborales, seguro médico o seguridad social. 

Ana Lucía pasó por la taquería cerca de la medianoche y se percató de que la pareja ya    dormía, pero cuando escucharon el ruido del vehículo acercándose a su puesto ambulante, la ancianita se despertó de inmediato y, levantando como pudo a su esposo de una silla de ruedas, ambos se dispusieron a elaborar el manjar y atender a su cliente. 

Ya era casi medianoche y no pensé que a esa hora fuesen a atenderme, pero, al oírme llegar se levantaron con su mejor sonrisa, sin dudarlo”, comentó la mujer.

Ramon prepara sus famosos tacos para los clientes

Agregó en su publicación que los ancianos deben realizar tacos hasta bien entrada la noche, incluso en ocasiones hasta las tres de la mañana, por lo que pide a todos aquellos comensales que se quieran dejar pasar por el lugar de don Ramón lo hagan y disfruten de su sazón, todo ello con el fin de ayudar a la pareja a tener mayores ingresos de alguna forma.

Las reacciones a la conmovedora historia no se han hecho esperar y las demostraciones de solidaridad, respeto y deseo de ayudar le han dado la vuelta al mundo a través de la Web. 

Es en la Ciudad de México donde se concentra la mayor cantidad de adultos mayores con trabajos formales y prestaciones: de los cinco millones 180 mil afiliados al Instituto Nacional de las Personas Mayores (Inapam)solamente 18 mil tienen un empleo con garantías laborales. 

Según la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, el número de habitantes con 60 años o más llega a 14 millones, cifra que representa más de 10 por ciento de la población; solo una cuarta parte recibe pensión del seguro social. 

Publicada por Ana Lucia Lopez Sanchez en Miércoles, 25 de marzo de 2020

El hecho de que los adultos mayores vendedores ambulantes tengan como punto en común las trayectorias laborales informales trae como consecuencia que este grupo sea uno de los más vulnerables. 

La gran mayoría de ellos en ningún momento de su vida laboral se encontraron afiliados a algún sistema de protección social que les permitiera ser derechohabiente de una institución de salud, cotizar para en un futuro contar con un fondo económico para retirarse y tener derecho a otras prestaciones sociales.  

Publicada por Ana Lucia Lopez Sanchez en Jueves, 5 de marzo de 2020

¿Cuál es el resultado de esto? Adultos mayores sin ninguna certeza económica para el futuro. Ojalá pudieramos ayudar a don Ramón y su esposa con alguna campaña a través de las redes.

 Finalmente, ante las deficiencias de seguridad social, la poca capacidad de los servicios médicos y el ahorro, lo desprotegido de la vejez continuará recayendo en las políticas sociales de los gobiernos, pero, principalmente en la responsabilidad de la familia. Comparte esta historia con tus familiares y amigos.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!