Nuevas dificultades obligan a los rescatistas a excavar de nuevo el túnel para llegar a Julen

Después de que se diera a conocer la alentadora noticia de que finalmente se terminó la excavación del pozo vertical de 60 metros de profundidad, han aparecido nuevas dificultades que lamentablemente retrasarán el rescate del pequeño Julen.

Los trabajos previos a la galería horizontal que cavarán los mineros para rescatar a Julen en el pozo de Totalán, han continuado durante toda la noche entre 12 y 14 horas después de que terminara con la perforación de los 60 metros del túnel vertical paralelo.

Se preveía que este martes se terminaría con el encamisado del túnel, pero una de las mayores dificultades es encajar la ventana desde la que los técnicos de la Brigada de Salvamento Minero de Hunosa cavarán 4 metros en horizontal, a los 72 metros de profundidad.

Los efectivos de la Brigada de Rescate Minero de Hunosa estaban ya esta mañana preparados para intervenir, pero la galería vertical ha resultado ser demasiado estrecha para el tubo que debía recubrir sus paredes.

Tras superar los 40 metros de profundidad, se encontró que los tubos no sobrepasan esa cota y, ante el riesgo de que pudieran quedar atascados, se ha decidido sacarlos para mantenerlos en perfecto estado.

Los tubos del encamisado de la galería vertical fueron extraídos nuevamente tras atascarse a 40 metros de profundidad.

El equipo técnico ha estudiado varias posibilidades para poner a salvo la situación y se ha decidido por la más segura: rellenar el pozo con tierra fina y volver a perforar la galería con un diámetro un poco mayor.

Los ingenieros, por su parte, prefieren ahora no dar una estimación del tiempo que llevará esa maniobra, que ya ha comenzado.

“Los nuevos problemas con el encamisado del túnel podrían retrasar hasta el miércoles el rescate del pequeño”, ha dicho el diputado del Consorcio Provincial de Bomberos de Málaga, Francisco Delgado.

Una vez que se completen estas nuevas tareas, la brigada de élite intervendrá para excavar de forma manual el túnel que comunique horizontalmente con el pozo.

Santiago Suárez, jefe de la Brigada de Salvamento Minero, ha explicado que la mayor dificultad a la que se enfrentan sus hombres es la dureza del terreno, “atípicamente, extrañamente duro”, así que además de aplicar el martillo neumático es probable que se requiera de microexplosivos que “agrieten y ablanden el terreno”.

El nuevo contratiempo en los trabajos de perforación para rescatar a Julen provocará un retraso en las previsiones, ya que la Brigada de Salvamento Minero de Asturias iba a empezar este mediodía a excavar una galería horizontal, pero no se ha podido.

La brigada minera requiere unas 24 horas para cavar la galería horizontal, pero todavía quedan varias horas para que puedan bajar por la galería vertical.

Los mineros irán equipados con mascarillas y detectores de oxígeno y se comunicarán con el resto de técnicos encargados del operativo vía telefónica.

Una vez terminado el encamisado del pozo vertical paralelo, los mineros descenderán en la cápsula que ya está lista para ello, desde donde “trabajarán a distancia del suelo con el fin de dejarlo como caldera para que se lleve el escombro que van produciendo”.

El equipo de ocho mineros que se encargarán de realizar los últimos metros del túnel horizontal tendrán que trabajar de rodillas o tumbados en turnos de entre 40 minutos a una hora hasta localizar al pequeño.

Twitter / EP

Esperemos que todo el esfuerzo de este despliegue de más de 300 operarios trabajando sin descanso y con la esperanza puesta en rescatar al pequeño, termine favorablemente garantizando en todo momento la seguridad de los rescatistas.

Comparte estas novedades en tus redes y sigamos enviando mensajes de solidaridad para los padres de Julen. ¡Ya falta poco!

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!