Todos los detalles de la apoteósica boda de 3 días de JLo y Ben Affleck –»De blanco una vez más»

Ha pasado un mes desde que JLo y Ben Affleck se casaron en una supuesta boda secreta en Las Vegas.

Después de su polémico anuncio de que se separarían para tomar caminos separados, pero luego justificar que era por motivos profesionales, ahora vuelven a ser tendencia y acaparar todas las miradas.

Este fin de semana se celebró la apoteósica y esperada «segunda boda» de Bennifer que duró tres días

boda

Todo comenzó el viernes por la noche, con los invitados a la boda celebrando en el vestíbulo del hotel del área de ‘The Perry Lane Hotel’, en Savannah, Georgia. Ahí se preparaban para acudir al día siguiente al lugar de la recepción, la espectacular mansión de Ben que la adquirió hace 20 años, en casi 9 millones de dólares.

Jlon y Ben Affleck se casaron de blanco puro, rompiendo una de las tradiciones más antiguas de etiqueta, que exige que las mujeres no pueden vestir de blanco en una boda, porque de blanco solo va la novia.

Pero, JLo es pionera en romper moldes, y exigió a todo el mundo que se vistiera de blanco.

Mientras los invitados esperaban expectantes, el sábado en la mañana la pareja arribó en bote al muelle privado de la millonaria vivienda de Ben.

Lo que se robó todas las miradas fueron los seis metros de velo y el vestido blanco nuclear que lució la diva del Bronx, absolutamente dichosa, radiante y realizada.

Como si fuera su primera vez, frente a cámaras y focos, que grababan cada instante de la ceremonia, los esposos no dejaban de contemplarse, pero a Jennifer es a quien era imposible borrarle la sonrisa. Ben lució más bien ecuánime pero tranquilo.

«La diva del Bronx se casó de blanco una vez más. Que vivan los recién casados», reseñó el experto en belleza para la cadena Univision, Jomari Goyso, junto a instantáneas que paralizan a los amantes de «Bennifer».

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida por jomarigoyso (@jomarigoyso)

Ben y Jen no podían quitarse las manos de encima mientras lucían espectaculares y enamorados en la sesión de fotos

El vestido con el que la «señora de Affleck» ha jurado amor eterno a su Ben, está firmado por Ralph Lauren y es blanco –evidentemente–, de manga corta, volantes y cuello alto y redondo. A esta pieza, se suma un enorme y pomposo velo.

«Batman», por su parte, llevaba un esmoquin formado por una chaqueta blanca y pajarita y pantalones negros.

Seguido de los novios desfilaron los hijos de Jennifer y Ben, felices de ver a sus padres juntos, ojalá que para siempre. Se supo que la ex de Ben, Jennifer Garner no acudió al evento.

El oficiante de la ceremonia fue el podcaster Jay Shetty, un entrenador de vida que practica el New Age, amigo cercano de la pareja.

El evento contó con la presencia de algunas ‘celebrities’ tales como Matt Damon y su esposa Luciana; el agente de talentos Patrick Whitesell y su mujer Pia Miller; Jason Mewes y Jordan Monsanto o Kevin Smith.

Los invitados usaron identificaciones que les servirían para poder ingresar a todos los eventos que tendrían lugar a lo largo del fin de semana, que les fueron entregadas antes de subirse a los autobuses.

Después de la boda, los invitados se juntaron con los recién casados para celebrar una barbacoa el domingo.

Fueron recibidos con bolsas de regalo con una inscripción que ponía «JB» en letras blancas y todos estaban complacidos y felices de compartir momentos tan entrañables con los felices casados «por segunda vez».

Una fuente cercana reveló que «Ben y Jen han sido muy amables todo el fin de semana. Han sido maravillosos con todo el personal que ayudó con el evento, desde la empresa de servicios de transporte en limusina y más».

Las redes se plagaron de las fotos filtradas por los invitados, ya que el acceso a la prensa estuvo totalmente prohibido:

Los internautas y fanáticos de Bennifer no han tardado en reaccionar a la boda del año, con miles de comentarios que no paran.

«Ella es un gran ejemplo de vivir la vida como se le pegue la gana sin importar el qué dirán, esa es la vida vivir, amar, y ser feliz, no importa las veces que busques el amor», dijo una fan.

JLo

Aunque muchos critican tanta opulencia para lo poco que piensan va a durar, otros les envían sus mejores deseos.

«Bueno, le dure o no, se casó con el hombre de su vida, y lo hizo como si fuera su primera vez», dijo otra persona. «Ojalá que ya pare aquí y sea muy feliz», acotó otra.

«Por lo menos ella no finge un “matrimonio feliz “ y no como otras que viven años casadas por los niños, aguantan cachos, maltrato, son infelices para terminar amargados y odiándose», sentenció otra.

Esperamos que de verdad el amor verdadero sea el que triunfe esta vez, por la felicidad de Jlo y Ben, por el bien de los niños. ¡Enhorabuena, pareja!