Después de 60 años logró reunirse con su hermano perdido y encontró una millonaria sorpresa

Una bisabuela acaba de reunirse con su hermano, el que no veía hacía 60 años y se llevó una sorpresa inesperada.

Ida Wilde, de 83 años, nunca pensó que volvería a ver a su hermano adoptivo Asgar Patel, de 78, luego de que se viera obligado a dejar Glasgow y volver a la India.

Una tía de Ida lo cuidó durante la Partición de la India en 1947, y los dos jóvenes tuvieron que separarse luego de que terminara esta revolución.

La partición de la India fue la división del Imperio Indio Británico, que dio lugar a la creación de los Estados soberanos del Dominio de Pakistán (que más tarde se dividió en Pakistán y Bangladesh) y la Unión de la India (más tarde República de la India) el 15 de agosto de 1947.

Ida y Asgar cuando vivían juntos.

Asgar, tras dejar a su familia adoptiva en Escocia, volvió a su país natal y se creó una de las empresas de logística más importantes de la India.

Su exitosa carrera lo llevó a convertirse en un millonario y llegar al número 45 de la lista Forbes de los 100 hombres millonarios de India en el 2017.

Patel Roadways opera con el Medio Oriente, India y alrededores. En el 2013, el valor de la compañía superaba los 524 millones de euros.

Los inicios de Patel Roadways, en India.

Gracias a su empresa hoy es multimillonario.

Los hermanos vivían en Irvine, en la costa oeste de Escocia y según cuenta Ida “estábamos devastados cuando se fue. Durante cinco años crecimos como hermanos y fue muy triste perderlo”.

“Estuvimos en contacto durante un tiempo pero se mudaba mucho, al igual que mi familia. A veces me preguntaba dónde estaría” relata la mujer.

“Resulta que pasó años buscando a su familia escocesa adoptiva pero nos mudamos a Glasgow y no nos pudo encontrar”.

La división de India y Pakistan desplazó a más de 10 millones de personas y dejó a más de un millón de muertos.

En ese momento el padre de Asgar también era un empresario exitoso que estaba preocupado por la seguridad de su familia y quería que sus hijos buscaran refugio en Gran Bretaña.

La tía abuela de Ida acogió a Asgar y a tres de sus hermanos Ramzan, Atabr y Kulsom. Pero después de un tiempo la mujer no pudo continuar cuidando a los cuatro y la madre de Ida se ofreció a cuidar a Asgar y a Kuslom, que tenía 12 años.

El niño tenía 6 años y se volvió uno más de los Wilde, tanto que, cuando su madre venía a visitarlo se había olvidado de cómo hablar Urdu y ella, que no sabía inglés, se comunicaba por señas.

Asgar, uno de los empresarios más importantes de India.

VER TAMBIÉN:  Un artista hace la mejor pista de baile del mundo en la calle con 5.000 pisadas de oro

“Era evidente que extrañaba a su hijo y Asgar estaba feliz de ver a sus padres. Pero había pasado tanto tiempo que se había acostumbrado a una nueva vida, por lo que debe haber sido muy difícil para su madre” cuenta Ida.

“Aunque amaba a sus padres, cuando tuvo que volver a su país natal, no quiso hacerlo. Quería quedarse con nosotros”.

No fue fácil tomar la decisión, pero sabía que tenía que dejarlo ir con su familia”. La despedida en la estación de trenes de Glasgow fue “devastadora” y a pesar de que intercambiaban cartas para Navidad, eventualmente perdieron contacto.

Asgar reconoció a Ida y su familia en la foto de una boda.

Pero 60 años después Asgad encontró a quien pensó que era su hermana adoptiva y le envió un mensaje a Ida a través de Facebook, esperando que fuera ella la indicada y que le respondiera.

Y le respondió.

Asgad se las había ingeniado para encontrarla online y reconocerla junto a su familia en la foto de una boda que vio en la red social.

El empresario se contactó a través de Facebook con su hermana adoptiva.

Los dos se reunieron en agosto pasado y pasaron varios días juntos, recordando viejos tiempos y compartiendo sus historias de vida.

Ida y Asgard, juntos otra vez.

Comparte esta fascinante historia con tus amigos, jamás hay que perder la esperanza.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!