Despiden a un camarero por impedir que un padre cambie el pañal a su bebé en el baño de mujeres

Los roles de mujeres y hombres cambian definitivamente de una sociedad a otra y con el pasar de los años. Lo que antes era impensable que realizara un marido o una esposa, en la actualidad no es así y cada vez más es común que parejas adopten roles compartidos porque son conscientes que la paternidad es tarea de la pareja.

Pero tristemente eso no siempre es tan claro para todos. Y ahora el camarero de un restaurante de Valencia, España, se enfrenta a haber perdido el empleo y a una serie de críticas tras haber impedido que un hombre gozara del derecho de su tarea de padre: cambiarle el pañal a su bebé en un baño de mujeres.

El restaurante done sucedió el incidente se llama “La Bicicleta de Náquera”

Al restaurante no le ha quedado otra salida que pedir disculpas por el “daño emocional causado” y arrojan toda la culpabilidad en el camarero, quien habría actuado de manera incorrecta.

Al parecer, el único cambiador de bebés se encontraba en el baño de mujeres, y el camarero le impidió al hombre ingresar a esa zona por estar reservada solo a mujeres, y evitar así que las demás clientas se sintieran ofendidas por la presencia de un hombre.

Sin embargo, la dirección del restaurante asegura que el empleado actuó de forma “unilateral, sin consultar con su jefe tal decisión”.

Pero el injusto trato con el padre que sólo quería cambiar el pañal de su bebé y la madre del bebé estaba presente en el local, ha causado la indignación de muchos. Ahora el restaurante enfrenta una denuncia por incumplir la normativa en materia de igualdad, según la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana.

Además, se le inculpa por discriminación de género al incorporar únicamente cambiadores para bebés en los baños femeninos, pero el restaurante se ha justificado diciendo que solamente lo han hecho por un problema de espacio.

“Instalamos el cambiador de bebés en el aseo femenino únicamente por un motivo de dimensiones, ya que es más grande que el de los hombres”, aseguran.

La dirección también ha aclarado que ya habían recibido otro tipo de quejas del camarero, por lo que han decidido despedirlo definitivamente.

Agregan que “normalmente facilitan otro espacio de uso privado para cualquier cliente que lo necesite, que en numerosas ocasiones ha sido usado por padres o madres para desarrollar cualquier necesidad de cambio, lactancia o para dormir a sus bebés”.

Pero que con este incidente en ningún momento han adoptado una postura de que “deba ser la madre la que cambie al bebé”, la decisión del camarero estuvo fundamentada en su deseo de no causar un mal rato a las otras mujeres.

Un incidente que ha dado mucho de qué hablar en las redes ante una sociedad que reclama la igualdad de derechos en todas las instancias. Déjanos saber tu opinión y compártela con tus amigos.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!