Desesperada porque tiró a la basura un sobre con dinero de su jefe pide ayuda a los barrenderos

¿Te imaginas la incertidumbre tras haber perdido accidentalmente miles de dólares de tu jefe? Esta fue la difícil situación a la que se enfrentó una humilde empleada doméstica, residente del área de Recife, en Brasil, cuando no se percató de que un sobre que arrojó a la basura no era en realidad un deshecho.

Pese a años de experiencia en sus labores, esta empleada nunca imaginó que el sobre que había arrojado a la basura contenía en su interior 2 mil dólares y, cuando se percató de la situación, entró en pánico al no saber cómo explicar lo sucedido a su jefe o cómo reponer el efectivo.

Tras mucho pensar, la empleada se comunicó de emergencia con Luiza Martins, una funcionaria que trabaja para la Autoridad Municipal de Mantenimiento y Limpieza (Emlurb) del país. La mujer se solidarizó con la empleada y dispuso todos los recursos disponibles para ayudarla.

«Estaba muy asustada. Me llamó una persona y dijo que había tirado a la basura 2 mil dólares, así que tenía que hacer algo para ayudarla”, narró la funcionaria.

Los camiones de basura de todo el país son monitoreados en tiempo real vía GPS, por lo que pudieron localizar la unidad que se llevó el sobre lleno de dinero sin que ninguno de los recolectores sospechara lo que había en su interior.

Buscaron en 3 toneladas de basura

Tras identificar el camión de basura, el grupo de tres barrenderos que trabajan en él tuvieron que enfrentarse a la difícil misión de encontrar el sobre en medio de toneladas de basura. No obstante, su motivación era ayudar tanto a la empleada como al dueño del dinero por lo que se esforzaron arduamente.

«La motivación era encontrarlo. No nos detendríamos hasta encontrar el dinero», dijo Josenildo Pereira, un recolector de basura.

Solo querían ayudar a la empleada en aprietos

Los amables recolectores de basura tuvieron que vaciar su camión por completo y buscar durante 4 horas entre los miles de deshechos, hasta que finalmente pudieron encontrar el sobre.

Después del hallazgo, estos honestos trabajadores devolvieron íntegramente los miles de dólares perdidos, esperando que la empleada pudiera recuperar la calma y no tuviera consecuencias en su trabajo.

El propietario del dinero agradeció a todas las personas que trabajaron en conjunto para poder encontrar el sobre, reconociendo que los recolectores de basura involucrados son la mejor muestra de que aún existe la honestidad en el mundo.

Esa mágica sensación que se tiene al hacer el bien por alguien más es invaluable. Por eso, tú tampoco dudes en ayudar a las personas en aprietos.

Comparte esta emotiva historia de honestidad y solidaridad con todos. ¡Hagamos del mundo un lugar mejor!