Desde una residencia de ancianos aislados envían emotivos mensajes para sus seres queridos

A pesar de que el coronavirus ha hecho que las personas se alejen físicamente para evitar su propagación, muchas han encontrado la manera de seguir en contacto con sus seres queridos.

Los abuelitos residentes de Bentley Manor Care Home, en Crewe, Cheshire, hallaron una manera de enviar un mensaje de esperanza a sus seres queridos durante la cuarentena.

El personal de la casa de cuidados ha tratado de mantener el ánimo a pesar del aislamiento compartiendo fotos y vídeos donde los residentes aparecen sosteniendo mensajes y enviando buenos deseos al mundo exterior.

Gemma Vaughan, de 36 años, subdirectora del centro, tuvo la genial idea después de que el edificio cerrara por primera vez sus puertas a los visitantes el miércoles pasado.

«Siempre realizamos publicaciones en Facebook para mantener a las familias informadas, y este domingo los residentes escribieron mensajes a sus familiares y amigos, les tomamos fotos, y trajimos iPads para que pudieran usar Skype», dijo la gerente del centro, Andrea Fjodor, de 52 años.

Este gesto de esperanza del hogar de cuidados se ha vuelto viral en las redes sociales. Las reacciones de los usuarios aplaudieron la genial idea con comentarios muy emotivos.

«Todos comentaron: «¡Por favor sigan poniendo fotos!» porque amaron los mensajes», dijo Andrea.

Todos agradecieron el apoyo a las familias de los residentes, e incluso alguien realizó una misteriosa donación de un delicioso pastel para el personal.

Peggy wanted to send her daughter a song because she is her sunshine ♥️♥️

Publiée par Bentley Manor Care Home sur Lundi 16 mars 2020

«Solo queríamos mantenernos al día con la comunicación y evitar un efecto perjudicial para nuestros residentes», agregó Andrea.

El hogar de cuidado alberga a 80 residentes mayores de 50 años, quienes tienen demencia, Parkinson, enfermedades cardíacas, diabetes y otros padecimientos.

«Mucho amor y cuidado, te extraño mucho», le dijo Malcolm a su hermana.

Muchos de ellos realmente no entienden lo que está pasando, pero están muy asustados y preocupados.

«Aunque las puertas están cerradas, hay otras maneras de mantenerlas abiertas y la tecnología es brillante para eso», dijo Andrea.

La gerente aseguró que los trabajadores están cumpliendo con las recomendaciones de los profesionales de la salud limpiando diariamente el edificio garantizando que todos usen desinfectante de manos y guantes.

«Estamos limpiando más de lo normal porque simplemente no queremos traer el virus a la casa ya que todos son vulnerables», dijo Andrea.

El personal del centro quiso tranquilizar a las familias de los residentes y lo logró.

«Mis chicas me están cuidando. Te quiero», le dijo Joan a su hijo.

Andrea recomienda que las residencias de cuidados mantengan una comunicación abierta para que los residentes no se sientan muy solos.

«Afortunadamente, tenemos un personal muy dedicado», dijo Andrea.

Comparte esta maravillosa idea para que se vayan sumando cada vez más residencias, es importante que los nuestros abuelitos sientan que sus seres queridos todavía están allí.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!