Desde que eran niños lucharon contra el cáncer y terminaron unidos en un emotivo matrimonio

Una joven pareja se ha casado después de una emotiva historia de amor y luchar por más de 15 años contra una mortal enfermedad. Esta es quizás la historia más romántica que podrás conocer, Mark Daugherty y Samantha Settle se encontraron por primera vez cuando eran apenas unos niños.

Estos chicos fueron diagnosticados con leucemia linfoblástica aguda (LLA) y con frecuencia se veían porque tenían el mismo médico tratante.

Daugherty sólo tenía 5 años cuando conoció a Settle, ella era una pequeña de 2 años.

Los pequeños hicieron una gran amistad, sin imaginarse que más tarde compartirían una hermosa historia de amor.

Ambos atravesaban por el mismo dolor y sólo ellos podían entenderse mutuamente, este factor fue esencial para que sus vidas quedaran prácticamente fusionadas.

El estrecho vínculo que los unió estaba basado en el gran desafío que enfrentaban y como niños crearon su propio modo de asumirlo. Mark y Samantha hablaban de su condición y se comprendían a la perfección. Usaban el término de “quimio cerebro” cuando se sometían a tratamientos para referirse a ellos mismos. 

“Cada vez que luchamos con algo, decimos: ‘Mi cerebro de quimio tiene lo mejor de mí hoy’. Nadie puede relacionarse con eso a menos que experimente los efectos tardíos de la quimioterapia, especialmente cuando está pasando por la quimioterapia desde que era un niño pequeño”, dijo Settle.

Mark y Samantha superaron la leucemia, sin embargo tuvieron que aprender a vivir con las secuelas de haber pasado por un tratamiento contra el cáncer. Algo con lo que Settle tuvo que lidiar después de su tratamiento fue con problemas de lectura, para ella fue una situación difícil pero Mark estuvo a su lado apoyándola.

“Realmente me enseñó a no rendirme. Él me sentaba y me decía: ‘No puedes rendirte, no puedes rendirte. Leer es difícil, pero debes seguir tratando’, y creo que eso me ayudó en todo”, dijo Samantha.

Daugherty, de 26 años, y Settle, ahora de 23, siguieron compartiendo algunos eventos comunitarios, campamentos de verano y se acompañaban a algunas citas médicas. Todo esto les permitió fortalecer cada día más los lazos.

Samantha y Mark fueron juntos a la Universidad del estado de Florida, y en ese momento decidieron iniciar una relación amorosa. En el 2017 el chico le propuso matrimonio a Samantha.

“Desde que empezamos a salir, fue irreal que pasara de ser el mejor amigo de la infancia a ser mi novio. Entonces fue aún más surrealista que pasó de ser un amigo a mi esposo”, dijo Settle.

La pareja se casó en mayo en de este año. No sólo amigos y familiares acudieron a la ceremonia sino algunos de los doctores que los han acompañado durante su viaje por la enfermedad y han compartido de cerca su historia.

“Verlos ahora como adultos y como una pareja casada es tan asombroso. No es sólo salvar vidas lo que hacemos, sino también conservar grandiosos recuerdos“, dijo el Dr. Fouad Hajjar, el director médico de hematología y oncología pediátrica de Advent Health for Children.

Mark y Samantha aún acuden a chequeos de rutina con el Dr. Hajjar para corroborar que todo está bien con la salud de cada uno. Esta pareja se entiende como ninguna otra, no sólo porque compartieron la misma enfermedad, sino porque ambos aman la vida y las aventuras.

Nos encanta saber que tras tantos tragos amargos ese episodio de su vida los unió y han decidido mantenerse juntos y cada día más comprometidos y enamorados.

El testimonio y la hermosa historia de amor que une a esta pareja es el mejor ejemplo de que la tormenta siempre pasa y el sol vuelve a brillar. Compártelo.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!