Descubren que la causa de sus dolorosos síntomas era un gusano alojado en su cerebro

Gerardo, es un hombre de ascendencia latina que comenzó a presentar síntomas muy sospechosos. Al principio pensó que se trataba de simples dolores de cabeza pero la situación fue volviéndose cada vez más peligrosa. El dolor era tan crónico que Gerardo comenzaba a sudar e incluso sufría vómitos.

Gerardo vive en Texas, Estados Unidos.

Un día, estaba disfrutando de un partido de fútbol con sus amigos pero cayó desmayado repentinamente. Su cuerpo le estaba enviando claras señales de alerta así que decidió ir al Centro Médico Dell Seton.

“Era agotador y muy doloroso. No paraba de sudar y vomitar, todo porque me dolía mucho”.

Una serie de pruebas revelaron que había una extraña masa en el cerebro de Gerardo. Lo primero que pensaron era que podía ser un tumor pero finalmente los médicos dieron con un extraño diagnóstico. Era un gusano que había estado viviendo allí durante al menos 10 años.

El gusano medía poco más de cuatro centímetros.

Es una situación potencialmente fatal y las personas no suelen mostrar síntomas hasta que ya es demasiado tarde. Por suerte, Gerardo todavía tenía esperanzas así que lo ingresaron de inmediato al quirófano.

“La gente puede sufrir esto durante años sin tener idea de lo que está sucediendo. Son de tamaño microscópico así que nadie podría sospechar que los está ingiriendo”.

Los médicos lograron extraer el gusano sin comprometer la salud del paciente. La neurocisticercosis es una infección parasitaria que llega a los humanos a través de quistes larvarios que viven en el cerdo.

Si alguien come carne de cerdo que no ha sido cocinada debidamente, sufre un enorme riesgo de contraer esta enfermedad.

“Es un milagro que no sufriera ningún daño cerebral”.

Este gusano se conoce como Taenia Solium y puede eclosionar en los intestinos. Si no son debidamente expulsados pueden continuar poniendo huevos en la persona e incluso comenzar a viajar por todo el cuerpo. Casos como el de Gerardo, en donde llegan al cerebro, son poco comunes.

Se estima que cada año, 4.000 personas en los Estados Unidos son afectadas por este parásito.

En Estados Unidos, la mayoría de estos casos se han reportado en Texas y California. Sin embargo, Gerardo cree que pudo haber sido el resultado de un viaje a México que hizo hace 10 años.

¿Habías escuchado una historia tan sorprendente como esta? Comparte esta para dar a conocer la importancia de cocinar apropiadamente la carne de cerdo. Esta información podría salvar vidas.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!