Los investigadores se quedaron sin palabras tras descubrir en Francia un antiguo secreto romano

Los vestigios de las sociedades antiguas no han dejado nunca de fascinar al hombre; son fragmentos de historia que emergen de la tierra para enseñarnos cómo vivían y cómo entendían el mundo nuestros antepasados.

Así, sobreviviendo arduamente al paso del tiempo, de vez en cuando una nueva pieza del rompecabezas de nuestra historia surge para maravillarnos ante la grandeza de aquello que fue y de cuyo legado formamos parte, aún sin saberlo. Tal es el caso de Ucetia, un pueblo romano que, después de miles de años, ha despertado el interés de los arqueólogos debido a los hermosos mosaicos que recientemente fueron descubiertos en estas tierras.

Algunos de ellos se han mantenido en perfecto estado ¡Es impresionante!

El descubrimiento fue realizado por el Instituto Nacional de Investigaciones Arqueológicas Preventivas (INRAP) cerca del municipio de Uzès, al sur de Francia, durante la construcción de una escuela.

La excavación, de 4.000 metros cuadrados, contiene artefactos que datan desde la era de la República Romana (siglo I a.C.), pasando por la Antigüedad tardía (Siglo VII d.C.), hasta la Edad Media. 

La existencia del pueblo fue por primera vez sugerida cuando encontraron grabado en una losa de piedra, cerca de la ciudad de Nimes, el nombre de Ucetia. Unos pocos fragmentos sueltos y las piezas de un mosaico sugirieron la ubicación de este misterioso pueblo romano, pero permaneció escondido hasta que el INRAP comenzó a excavar bajo la superficie.

“Antes de que comenzáramos con nuestro trabajo, supimos que existía una ciudad romana llamada Ucetia solo porque la habían mencionada en la inscripción de una piedra en Nimes, junto a otros 11 nombres de pueblos romanos del área”, explicó Philippe Cayn, del INRAP.

VER TAMBIÉN:  Una joven fue acusada de intentar vender a su hija en Facebook por una insólita razón

Uno de los hallazgos más importantes fue un área de 250 metros cuadrados que los investigadores, basados en el hecho de que alguna vez estuvo repleto de grandes columnas, consideran que se trataba de un edificio público. Esta construcción también contiene dos grandes mosaicos multicolores con patrones, símbolos y animales (incluyendo un búho, un pato, un águila y un cervatillo).

La investigación preliminar sostiene que este edificio se mantuvo fuerte hasta finales del siglo I d.C.

“Este tipo de mosaicos tan elaborados era común en el mundo romano de los siglos I y II, sin embargo, este data de 200 años antes de eso, lo que lo hace muy sorprendente”, agrega Cayn.

Otro descubrimiento importante fue una vivienda urbana de 500 metros cuadrados, que contiene mosaicos decorativos con delfines y motivos geométricos. Allí también encontraron varias vasijas de alfarería usadas para transportar alimentos llamadas dolia y también grandes recipientes para el vino.

Por lo tanto, se cree que en dicha casa se producía vino.

Los arqueólogos aseguran que aún hay mucho trabajo que hacer y esperan poder continuar su investigación en el sitio durante los próximos años. 

INRAP

¡Cuánto más habrá por descubrir en estas tierras! Comparte con tus amigos esta asombrosa noticia.

NUESTRO VIDEO DEL DIA

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!