Descubre el rostro del diablo emergiendo de las nubes tras 13 horas luchando contra el fuego

Por naturaleza, los estados que conforman el vasto territorio de Australia combaten los incendios forestales cada año, pero poco se compara con la devastación generalizada de esta temporada.

Tal y como hemos venido reseñando, desde septiembre de 2019 millones de hectáreas han sido arrasadas por el fuego, casas y especies enteras han sido tragadas por las llamas.

Más de 20 personas han perdido la vida y, según una estimación, aproximadamente 500 millones de animales han muerto en Nueva Gales del Sur, mientras en el país, el verano apenas comienza.

Craig Calvert está casado con Celeste Calvert y es padre de cuatro angelitos. Es granjero residente en el estado de Victoria, una de las regiones más afectadas por los incendios forestales y afirma haber visto con horror lo que él mismo define como la “cara del diablo” emergiendo del humo, mientras presenciaba como las llamas hacían desaparecer su propia granja.

El hombre, que proviene de una familia de seis generaciones de agricultores, luchó junto a su padre durante 13 extenuantes horas para salvar su propiedad de las feroces llamas, sin embargo, sus esfuerzos fueron inútiles ante la fuerza descomunal del incendio que, incluso estuvo a punto de acabar con su propia vida.

En la imagen tomada y compartida por el hortelano, puede apreciarse en el lado derecho una suerte de rostro gigantesco que parece reinar sobre la devastación que se está produciendo en East Gippsland, cerca de Sarsfield, Australia.

Peter Calvert luchó junto a su hijo por salvar su granja

“No estoy realmente interesado en cosas espeluznantes, pero hay una gran cara de demonio justo en el fuego”, dijo Calvert.

Casi un tercio de los koalas en Nueva Gales del Sur pueden haber muerto en los incendios, pero, además, un tercio de su hábitat ha sido destruido. En diciembre, el humo en Sydney era tan malo que la calidad del aire superaba 11 veces el nivel “peligroso”.

En total, unas seis millones de hectáreas han sido pasto de las llamas en los seis estados del país, lo que equivale al territorio de Bélgica y Haití juntos, y un poco más.

“Aproximadamente, unos 347 millones de dólares serán asignados este año para ayudar a las víctimas de los incendios de este año”, dijo el Tesorero de Australia, Josh Frydenberg.

Craig Calvert y su familia

Esto está pasando en Australia ahora: los incendios no cesan, continúan, y el calor agobiante sigue acorralando a la fauna local que, desesperada busca refugio y agua para poder salvarse.

Familias enteras como la de Calvert han tenido que combatir el fuego para salvar sus propiedades o huir para salvar sus vidas.

Literalmente, los koalas se lanzan hacia los ciclistas y transeúntes para pedir agua. Verdaderamente son escenas grotescas, lamentables, una catástrofe sin precedentes en la historia reciente de nuestro hermoso y convulsionado planeta azul. Así como Calvert perdió su granja, así se está incendiando el hogar de todos nosotros.

Fire-Ravaged Farmer's Desperate Plea To Prime Minister

“Morrison step up, get behind us!”A farmer who spent 13 hours desperately defending his property from a roaring bushfire joined us to plead with the Prime Minister for help.

Publiée par Sunrise sur Jeudi 2 janvier 2020

Comparte esta historia con tus seres queridos, familiares y amigos, una historia que no quisiéramos tener que volver a reseñar pero que está sucediendo hoy y debe llamarnos a la reflexión pues, aún son muchos los que se niegan a aceptar, a pesar de las evidencias, el cambio climático que ocurre en el planeta.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!