Demandan a un dentista por montar su patinete mientras le hacía una cirugía a un paciente

Con la atención de pacientes no se puede jugar, mucho menos cuando ellos están sometiéndose a algún tipo de intervención quirúrgica y depositando toda su confianza en el especialista para ser correctamente tratados.

Esto deberá aprenderlo ahora un dentista que decidió jugar con su patineta mientras al mismo tiempo extraía un diente a su paciente y ahora está siendo demandado.

Se trata de Seth Lookhart, dentista practicante en el estado de Alaska, Estados Unidos, quien se encuentra en medio de un juicio por haber incurrido en prácticas negligentes.

No solo está siendo demandado por haber sido grabado en vídeo montando una patineta o Hoverboard mientras extraía el diente de un paciente, sino que además se le acusa de fraude y negligencia por usar anestesia innecesariamente.

Una ex-paciente de Lookhart acaba de testificar en su contra después de que un investigador le mostrara un vídeo con fecha de 2016, en donde se puede ver al dentista montar su patineta mientras ella yacía sedada en la silla de operaciones.

“Obviamente no habría aprobado eso. Es peligroso”, dijo la paciente Veronica Wilhelm mientras se encontraba en el estrado, aclarando que las acciones de Lookhart eran todo menos profesionales.

Al parecer el hijo de Wilhelm, quien también era paciente de Lookhart, había sido sedado por completo antes de ser atendido para una limpieza dental.

Aunque el abogado de Lookhart admitió que las acciones de su cliente habían estado mal añadió otro comentario justificando la conducta:

«He visto cosas mucho más peligrosas donde ningún médico ha sido acusado”, dijo.

Además del escándalo causado por sus acciones irresponsables Lookhart fue investigado por fraude. Las autoridades aseguraron que Lookhart facturó fraudulentamente a Medicaid aproximadamente $ 1.8 millones y robó $ 250,000 dólares a sus socios. De manera que el estado procedió a suspender su licencia de odontología en 2017.

El dentista admitió haber montado la Hoverboard, pero niega las acusaciones por fraude.

En sus declaraciones Wilhelm calificó a Lookhart como escandaloso, narcisista y loco. Ciertamente haber registrado en vídeo la extracción de un diente mientras mantenía el equilibrio en su vehículo de dos ruedas es un acto irresponsable, y pudo haber perjudicado mucho más a la paciente.

“No me sentiría nada segura con un dentista así, soy muy nerviosa con esas cosas y él jugó, literalmente, con la confianza de su paciente.

Más allá de que haya tenido la intención de perjudicarla o no, un procedimiento quirúrgico, por más pequeño que sea, no puede ser tratado así, los errores humanos existen y él no debería ser tan narcisista”, comentó indignada una internauta.

Muchas son las personas que hacen una mala práctica de sus servicios profesionales. Alcemos la voz para exigir un trato justo siempre.

Comparte este insólito caso con amigos y familiares, para que sepan estar alertas a la hora de escoger a un dentista responsable.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!