Demanda a su banco y a un motel porque su esposo descubrió que le había sido infiel

Una mujer demandó al banco emisor de su tarjeta de crédito, debido a que gracias al resumen de cuenta que la institución envió a su domicilio, su esposo descubrió que le era infiel, ya que figuraba en el mismo un gasto de un motel.

A raíz de dicha situación, el hombre pidió el divorcio y la mujer inició un juicio legal contra el banco y también contra el establecimiento.

¿Te imaginas en la triste tarea de abrir el sobre que contiene el resumen del banco con el estado de cuenta de la tarjeta, para ver cuánto debes pagar este mes y al comenzar el resumen aparezca un ítem llamado “motel”?

Seguramente quedarías impactado y pienses rápidamente si la tienda de ropa donde compraste el jean o el restaurante donde comiste con tu pareja hace unos fines de semana tiene ese nombre. Pero la realidad te abofetea y la lógica aristotélica que aprendiste en secundaria te aterriza de golpe en la triste realidad: tu pareja te ha sido infiel.

Esto fue lo que le ocurrió a un hombre en Rosario, Argentina hace unas semanas y que terminó con el pedido de divorcio a su esposa

Pero lo increíble de la noticia es que la infiel, culpa al hotel y a la tarjeta de crédito por su separación, ya que dice que fue una violación a su intimidad el colocar el nombre del comercio en su estado.

La mujer había pagado las horas con su amante en este motel con una extensión de la tarjeta de crédito de su padre. Éste, al leer el estado de cuenta, quiso hacerles una broma a su hija y su yerno, pensando que habían tenido un día de pasión como pareja, pero nunca imaginó las terribles consecuencias que ello tendría.

Después del escándalo y el pedido de divorcio de su esposo, la mujer inició una demanda al hotel y al banco emisor de la tarjeta por unos 2.000 dólares: 900 por daño moral, 600 por daño psíquico y el resto por daño al proyecto de vida.

La justicia de Rosario rechazó la solicitud y condenó a la mujer a pagar la totalidad de los costos administrativos de la demanda iniciada.

“Las personas deben conocer y estar informados de las condiciones contractuales del servicio prestado”, explicó el Juez que actuó en la causa, Marcelo Quaglia.

De lo anterior se deduce que el resumen que el banco envía puede utilizar el nombre real del servicio prestado, que en este caso fue un motel. Tanto el banco de la tarjeta como el hotel, explicaron que no hicieron otra cosa que cumplir con la normativa vigente y tener una conducta responsable para con el manejo de la información.

Clarín

Tal vez la que no cumplió con otras normativas éticas vigentes ni con una conducta responsable fue la mujer, ¿no? Casarse es uno de los acontecimientos más importantes en la vida porque involucra muchos aspectos como el ser fiel y no engañar nunca a esa persona a la que se prometió amor eterno. Es algo para siempre y debe tomarse con el respeto que eso implica.

Comparte esta increíble historia con todos tus amigos y cuéntanos qué hubieras hecho tú en el lugar del desafortunado hombre.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!