La niña que adoptó hace 27 años es la única persona que puede salvarle la vida

Como muestra de su agradecimiento y amor, una mujer decide donar su riñón al hombre que la adoptó cuando era sólo una niña.

DeLauren McKnight de Carolina del Norte siente un profundo vínculo con su padre adoptivo, Billy Houze y para demostrárselo decide darle un regalo de vida después de que los estudios demostraran que eran compatibles.

El Sr. Houze, de 64 años, es pastor y padre de 5 hijos. Sus riñones comenzaron a fallar en el 2016, después de someterse a una cirugía de vesícula biliar.

En ese momento,  los especialistas le informaron que su pronóstico de vida era de sólo cinco años, a menos que se sometiera a un trasplante de riñón.

“Me dijeron que estaría en la lista de espera y pasarían al menos siete años antes de que posiblemente me trasplantaran el riñón”, dijo Houze.

Los hijos biológicos del pastor se sometieron a una prueba para ver su compatibilidad, pero ninguno podía ser el donante del Sr. Houze.

Sin embargo, todos se sorprendieron al descubrir que la hija adoptiva era la pareja perfecta para donar el riñón a este hombre.

Los resultados demostraron que, pese a no compartir vínculos sanguíneos, DeLauren McKnight a quien Houze y su esposa habían adoptado 27 años atrás era compatible para la donación.

“Nunca pensé que sería la indicada porque fui adoptada. Recibí la llamada en el trabajo y quería que fuera la primera persona que lo supiera. Llamé y le dije: ‘Papá, tengo que decirte algo: soy compatible'”, dijo McKnight

De alguna forma la vida le estaba brindando a esta mujer la oportunidad de retribuirle un poco a la persona que la educó y brindó su amor desinteresado. 

“Lo llamo mi Superman. Sin él y mi madre, no habría sabido dónde estaría. No hay nada en este mundo que no le daría para que pueda disfrutar de la vida y estar allí a mi lado,” dijo McKnight.

El Sr. Houze y su esposa sirvieron de hogar de acogida durante un tiempo para esta mujer, hasta que se concretó su adopción en 1992.

“Ella me dijo: ‘Papá, pensabas que me estabas salvando la vida y me apartabas del cuidado de acogida, pero en realidad, me estabas salvando la vida para que pudiera salvar la tuya más tarde’. Estoy extremadamente orgulloso de ella”, dijo Houze.

En las próximas semanas padre e hija se someterán a una cirugía para que este hombre pueda recibir su nuevo riñón y tener una vida normal después de su recuperación. Billy y DeLauren tendrán algo más fuerte que los une a pesar de no compartir la misma sangre. Esperamos el procedimiento resulte exitoso.

Esta historia es el ejemplo vivo de que recibimos el mismo amor que somos capaces de dar. Comparte esta nota y anima a más personas a servir desinteresadamente.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!