Deja la universidad para complacer extraños fetiches con sus pies y gana 39 mil dólares al mes

La historia de hoy demuestra que no siempre es necesario obtener un grado universitario para alcanzar un alto estilo de vida y poder ayudar a los que más queremos.

Kaya Corbridge, con solo 23 años de edad, encontró el empleo de sus sueños donde menos lo esperaba y dejó la universidad para centrarse en él.

A su corta edad, Kaya Corbridge ha sido capaz de financiar un lujoso estilo de vida y ayudar a su humilde familia. Todo esto, desde que dejó su carrera en la Universidad de Leeds Beckett para centrarse en crear contenido que posteriormente vende en línea.

Ese contenido va desde fotografías para adultos hasta fotografías de sus pies, y algunas otras solicitudes más insólitas. Por ejemplo, en una ocasión una persona le pidió que pusiera una rebanada de pan en su zapato, que caminara con ella todo un día y después le enviara las migajas.

La vida de Kaya parece de ensueño, sin embargo, su pasado era todo lo contrario y decidió crear su cuenta en OnlyFans, la página que ha cambiado todo su destino, sin pensar que tendría un éxito abrumador.

“Configuré mi cuenta en OnlyFans por capricho. Solo pensé en intentarlo, nunca pensé que cambiaría mi vida de la manera en que lo hizo.

En mi primer año gané 328 mil dólares y ahora gano alrededor de 39,000 cada mes, estoy en el uno por ciento más alto de las personas que ganan más en OnlyFans en el mundo”, declaró Kaya.

Antes de tener una vida llena de comodidades, Kaya había trabajado como mesera en McDonald’s, y en supermercados como Lidl. Ahora, la bella joven tiene suficiente efectivo para no preocuparse por el dinero.

El sueño de la gran mayoría de personas es tener su propia casa, algo para lo cual se tiene que trabajar durante muchos años, pero el trabajo de Kaya le permitió comprar su primera casa el año pasado y ahora planea comprar una propiedad más.

“El año pasado compré mi primera casa y la pagué de contado. Costó 160 mil dólares y es encantadora: tiene dos dormitorios; una cocina; dos baños; un balcón; y un jardín. Me hizo querer comprar una segunda propiedad pronto.

Lo más increíble del trabajo de Kaya es que puede trabajar desde cualquier parte del mundo, por lo que ha podido viajar y disfruta ser su propio jefe.

“Me encanta explorar y ver nuevos lugares. Me encanta ser mi propio jefe, ya que puedo trabajar desde cualquier parte del mundo.

Desde que comencé a trabajar en OnlyFans, he visitado 20 países; llevé a mi madre a París, Polonia y Barcelona; ​​y pasé unos meses en Australia”, dijo la joven.

El trabajo que realiza Kaya es tan respetable como cualquier otro, únicamente hace libre uso de su cuerpo y no hay nada de lo que deba avergonzarse, por eso no oculta su profesión a nadie y su familia le ha dado su apoyo incondicional.

Casos como este nos recuerdan que siempre se puede salir adelante, aunque nuestro presente sea poco esperanzador, solo debemos seguir trabajando y nunca perder la fe de que algo bueno nos aguarda.

Comparte esta increíble historia con todos tus amigos y recuerda que puedes estar muy cerca del empleo de tus sueños.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!