Deja al descubierto a una madre que publicó en las redes fotos junto a su hija en la piscina

Las redes sociales están repletas de imágenes retocadas, momentos felices y cuerpos “perfectos”. Casi nadie se atrevería a publicar en su historia algo negativo, a menos que sea para denunciar una situación. Ese espectro de la vida feliz que se nos vende en las redes sociales ha sido el ápice de una publicación de una madre que se ha hecho viral.

Jen Flint de San Augustine, en Florida, no es una mujer muy activa en Facebook, mucho menos una influyente. Pero su publicación del 19 de junio captó la atención de muchos, logrando ser compartida más de 125.000 veces. 

“Las redes sociales atacan la salud mental de las madres jóvenes”, era la principal denuncia hecha por esta mujer. Después de relatar una curiosa situación que vio en su día de piscina. Para entender un poco más el asunto sólo basta leer su publicación en un grupo local de Facebook.

“Ayer, mientras estaba en la piscina, vi a una joven mamá y su hijita entrar al área de la piscina vestidas con trajes de baño muy bonitos.

La mamá, con sus perfectos rizos sueltos atados en una bufanda pasó los primeros minutos hablando en voz alta en su teléfono a una amiga mientras su hija estaba esperando para entrar a la piscina”, escribió Jen.

Según continúo relatando, la madre extendió los juguetes y toallas en una especie de composición y tomó una foto. Después habló por teléfono, pasaron 10 minutos y la niña le pidió que entrara en la piscina repetidamente, lo cual no hicieron. Finalmente se marcharon.

“Me imaginé que las fotos que tomó se editaron perfectamente y se publicaron en las redes sociales con un título como ‘¡Tiempo de piscina con mi niña! #Makingmemories'”, escribió irónicamente Jen.

La Sra. Flint, insistió en que su intención no era atacar a la otra mujer, pues no sabía que podía estar pasando por su cabeza ese día. Pero en ese acto, la madre de 6 ve un problema muy común en la sociedad moderna: cómo una publicación como esa afecta a la persona que la ve.

“Ella [otra mamá] va a mirar esa foto y se va a comparar con la Mamá perfecta en la piscina. El Adversario va a susurrarle al oído ‘no eres lo suficientemente buena… No te pareces a esa Mamá en la piscina… No tienes dinero para comprar trajes de baño caros como ese y no lo haces. ‘No tengo tiempo para hacer recuerdos como ella y esa joven mamá lo va a creer’. Se va a sentir como un fracaso”, escribió Jen.

Ante la opinión de la Sra. Flint la persona que ve la publicación se va a comparar y sentirse inadecuada, aunque no conozca toda la historia detrás y sólo esté viendo una imagen que representa un instante, un momento, y no la vida completa de la persona en la fotografía.  

“Conozco a varias madres jóvenes que luchan contra la depresión, se deprimen porque no se sienten capaces. Todo lo que ven está en las redes sociales y gran parte de eso es falso”, dijo la Sra. Flent.

Para esta madre, inundarse de las redes sociales de otros en las que sólo se ve la vida “maravillosamente perfecta” no es nada sano. De algún modo podría conducir a problemas de salud mental. 

“Cuando [las mamás] sienten que no le ofrecen lo suficiente a sus hijos, comienzan a rendirse un poco”, dijo Flint. 

Este es el punto de vista de esta mujer y el principal impulso que tuvo al hacer la publicación es recordarles a los padres que ven esas imágenes que detrás hay miles de problemas.

Simplemente, las redes sociales no cuentan toda la historia o la historia real de esa persona. En este sentido la publicación de Jen ha despertado un gran debate, en su mayoría las personas coincidieron con ella. 

Cuéntanos qué opinas tú al respecto ¿te has sentido inseguro al ver la vida perfecta de otra persona? Comparte esta nota, leer esto puede ser importante para alguien que atraviese por una circunstancia similar.

¿Te gustó?

Deja tu comentario

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!