No sabía por qué la invadía una profunda tristeza al amamantar a su bebé hasta que fue al médico

Es normal que tras el nacimiento de un bebé la madre experimente la llamada depresión posparto mientras las hormonas vuelven a su estado natural.

Sin embargo, Deena Todd, una joven madre de apenas 31 años sintió algunas emociones de tristeza que iban más allá de la depresión después de haber dado a luz.

Cuando ella empezaba amamantar a su hija Isla empezaba a sentir un fuerte sentimiento de tristeza, un estado emocional que la deprimió hasta llorar antes de darle el pecho a su pequeña.

La primera vez que me sucedió fue en el hospital cuando alimenté a mi hija por primera vez. Sentí una profunda nostalgia, fui a un internado durante toda mi infancia y fue como el primer día y se repetía una y otra vez cuando la amamantaba”.

Era evidente que esos estados emocionales no eran normales y decidió acudir al médico. Deena esperaba algo más convincente, pero su diagnóstico no fue más que depresión postnatal.

Es difícil explicar esta terrible sensación de temor, otras madres que conozco lo han descrito como perder a la mascota de la familia».

Ella sabía que había otra cosa que le estaba afectando. ¿Cómo era posible que su estado emocional era tan negativo y solo cambiara en el momento de alimentar a su bebé?

Deena sentía una mezcla de sentimientos entre nostalgia, ansiedad, temor y tristeza, sin lugar a duda, era muy extraño sentirse así cuando las madres tienden a afirmar más sus lazos maternos con sus bebes recién nacidos.

Lo que hizo que ella empezara a indagar por su propia cuenta qué era lo que ocasionaba tanta ansiedad, tristeza, temor, nerviosismo, angustia, irritabilidad y desesperanza.

Tenía ataques severos de ansiedad, depresión y nostalgia cada vez que amamantaba, y todo eso lo empecé a asociar con mi hija. Estallaba en lágrimas cuando la iba amamantar porque sabía que los sentimientos volverían».

Después de una intensa investigación Deena descubrió que su problema provenía de una anomalía en el mecanismo de liberación de la leche materna al momento de amamantar, conocida como Reflejo de Eyección de Leche Disfórica, D-MER.

D-MER es una afección que afecta a las mujeres lactantes que se caracteriza como un tipo de disforia breve con sentimientos negativos que se producen justo antes de la liberación de la leche y continúan durante un breve período antes y durante el proceso de la lactancia.

Sabía que tenía que cuidar a mi hija, pero también me preocupaba que los sentimientos no desaparecieran, el D-MER me impidió sentirme como una madre”.

Deena estaba convencida de que su problema tenía que ver con esa disfunción, sin embargo, su conclusión cobró mucha más fuerza cuando nació segundo hijo Koby, de 8 meses y pudo corroborar que había empezado a sentir los mismos problemas emocionales que sintió con su hija Isla que actualmente tiene 5 años.

Su trabajo habría dado el fruto que tanto buscaba, este tipo de patología no es muy conocida por lo que a ella en primera instancia le diagnosticaron depresión postparto.

Finalmente, los médicos concluyeron que la causa de la disforia está relacionada con la dopamina. Estudios han demostrado que la dopamina se involucra porque inhibe la prolactina, y la prolactina a su vez es la encargada de la producción de la leche materna, lo que quiere decir que cuando los niveles de prolactina aumentan para producir más leche los de la dopamina disminuyen.

Y cuando la dopamina disminuye demasiado y de manera brusca causa estados de depresión y nostalgia justo en el momento de amantar y continúa durante unos minutos más. Estos sentimientos negativos varían según la severidad con la que disminuye la dopamina, produciendo inclusive el sentimiento del odio hacia ellas mismas.

La aparición de estos cambios de estado emocionales antes y durante la lactancia de los bebés, llegan a crear inclusive arrepentimiento, tanto que las madres pueden llegar a sentir rechazo hacia sus propios hijos.

Deena, después de descubrir lo que le pasaba sintió mucho más alivio. Ahora dirige un foro donde interactúa con madres que presentan estos mismos síntomas. A partir de esta campaña, ella les brinda a estas nuevas madres herramientas para que aprendan a manejar todo este cambio que experimentan y a querer desde el primer momento a sus pequeños bebes.

Facebook

Los médicos han decidido apoyar esta campaña de informar mejor a todos sobre esta patología poco conocida, compártela.