Declara la mujer que halló a su hijo de 3 años sin vida en la bañera -“He dicho muchas mentiras”

Sahrish Idris es la madre de Aayan, un niño de tres años que falleció después de que lo dejara solo mientras tomaba un baño en su casa.

La mujer de Rusholme, Manchester, declaró ante la justicia por el fallecimiento de su hijo, explicó que preparó el baño para el niño que disfrutaba en la tina jugando en el agua.

“Decidió que quería un baño y se lo preparé. Aayan disfrutaba bañarse, eran las nueve de la noche, la hora de acostarse. Tomó sus juguetes de Peppa Pig y los puso en el baño. Estaba sentado jugando en el agua, llené la bañera hasta su pecho y me senté con él durante minutos.

Después bajé las escaleras para buscar su ropa en la habitación de abajo y me entretuve doblando ropa unos 15 minutos”, relató la madre.

Ella lo dejó en el baño y se encargó de lavar la ropa. Relató que estuvo vigilando al pequeño durante aproximadamente 10 minutos, pero decidió bajar a buscar la ropa que se encontraba entre muchas prendas que había lavado ese día.

Así que se detuvo unos minutos doblando varias prendas de ropa hasta que llegó al baño para encontrar la escena, vio a Aayan en el interior de la bañera, había perdido el conocimiento.

El suceso ocurrió en el año 2017, pero las autoridades del Reino Unido han permanecido durante dos años investigando el caso.

En las declaraciones de Sahrish han llamado la atención algunas incongruencias, fue acusada por dos cargos. La condenaron solo a seis meses de prisión gracias a las declaraciones de sus conocidos.

Recientemente, el caso fue reabierto y ella ofreció sus declaraciones ante el juez una vez más revelando los detalles del día en que Aayan murió.

“No pude oír nada, pero volví al baño y lo encontré tumbado en la bañera. Creo que estaba mirando hacia arriba, no estoy muy segura, intenté bloquear los recuerdos de ese día.

Lo saqué del agua y lo llevé a la habitación, estaba hablando por teléfono con la ambulancia y secándolo al mismo tiempo.

Me dijeron que le hiciera RCP, estaba tan asustada, estaba en atemorizada y no podía hacerlo. No pude hacer tampoco respiración boca a boca. Entonces llegaron los paramédicos y se hicieron cargo”.

A pesar de los esfuerzos de los paramédicos el niño no logró sobrevivir, en el hospital declararon su fallecimiento.

Los familiares, vecinos y las cuidadoras de Aayan testificaron a favor de Sahrish alegando que tenía un fuerte vínculo con su hijo. Aunque la declaración de algunos paramédicos y policías que estuvieron presentes en la escena hicieron dudar de la versión de la madre.

David Kelly, un paramédico que acudió al llamado de Sahrish, declaró: “A las 11:36 pm., recibimos la alerta en nuestro vehículo de un niño de tres años que tenía un paro cardíaco.

Cuando llegamos, la madre abrió la puerta y se veía angustiada. Entramos en la habitación y vimos al niño en el lado derecho de la cama, no tenía signos vitales. La madre estaba muy molesta”.

Un oficial de la policía, Paul Devine, resaltó que al revisar el baño notó algo que no concordaba con el testimonio de la madre.

“No había agua en el baño, pero había algunos juguetes y ropa doblada en la habitación. Se inició una investigación y se hicieron consultas”.

La madre comentó: “Me bloqueé y vacié la bañera, no sé por qué lo hice. Ahí seguían sus juguetes”.

Los estudios realizados en el cuerpo del menor determinaron que no había indicios de lesiones, y no hallaron ninguna sustancia en su organismo. Pero no pudieron determinar la causa precisa del fallecimiento. Aunque la hipótesis que manejaban era que se había ahogado.

Después de que la policía conoció que el pequeño Aayan había ingerido tres pastillas para dormir de su madre un año antes de su fallecimiento.

En el 2017 se realizó la primera audiencia del caso un mes después del fallecimiento del niño. Sahrish fue ingresada en el hospital tras advertir que no quería seguir viviendo.

“Algo serio sucedió esa noche, algo serio, pero no puedo decírselos a ustedes que son la policía”, dijo la madre.

Sahrish le confesó a una enfermera: “He dicho demasiadas mentiras, nadie sabe la verdad sobre el día que falleció mi hijo”.

“Es mi culpa por lo que hice, ya sabes, es mi culpa que no haya sido sincera con la policía, creen que se metió en la bañera. Pero él ni siquiera se bañó ese día”, agregó la madre de Aayan.

Admitió que le dio a su hijo pastillas para dormir porque quería saber qué ocurría. La policía comprobó que Sahrish tenía antecedentes por auto lesionarse y usar sustancias ilegales.

Miles de personas se han conmovido con este lamentable suceso y esperan que se haga justicia. Compártelo.

¿Te gustó?
Etiquetas:

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!